Aprendizaje experiencial. Definición, modelos, principios y ejemplos.

El aprendizaje experiencial, o también conocido como vivencial, es un modelo que se ha puesto muy de moda entre los pedagogos y pedagogas. Los principales propulsores fueron Montessori, Kolb e incluso Lapierre.

Este concepto fue ganando adeptos a lo largo de la historia, pero su máximo potencial podemos decir que lo tenemos en la actualidad. Desde los años 60 la curva de personas que lo apoyan ha ido creciendo paralelamente a las experiencias que se han desarrollado.

El aprendizaje experiencial es aquel en el que el niño experimenta o vivencia todos los contenidos. De esta manera, el niño o la niña aprende a través de la propia experiencia y no de forma teoría, sino más bien lo contrario, es decir, a través de la práctica.

A grandes rasgos, y de forma coloquial, el docente debe favorecer este aprendizaje natural, en el que el alumnado aprenda a través en situaciones reales. Esto no quiere decir que salgan del aula por ejemplo para fabricar un mueble, sino que el docente debe favorecer que el alumnado aprenda a hacerlo sin salir del aula.

En el artículo trataremos de mostrarles que es el aprendizaje por experiencia o experiencial. También les hablaremos de los métodos para aplicarlo y de los principios que lo rigen. Por ultimo intentaremos ponerles algunos ejemplos.

¿Qué es el aprendizaje experiencial?

Aunque les hemos hablado de las primeras experiencias en los años 60 del siglo pasado, debéis saber que mucho antes autores como Dewey, Rousseau o Piaget ya hablaban del método.

Sin embargo, uno de los autores más citados a la hora de hablar del aprendizaje experiencial en los últimos años es Kolb. Este autor indica que para que el aprendizaje se desarrolle deben producirse 4 fases. La primera es la experiencia concreta, la segunda la observación reflexiva, la tercera la conceptualización abstracta y la última la experimentación activa.

El aprendizaje experiencial es el método de aprendizaje en el que aprendemos gracias a la experiencia. Se realiza a través de la practica, aunque este no implica que se tenga que realizar fuera del aula.

Kolb decía que el alumnado a través de la experiencia concreta vive una situación, la cual recuerda lo que sintieron con ella. Sin embargo, no es hasta que produce la observación reflexiva cuando los estudiantes comienzan a guardar en su memoria el aprendizaje producido.

En la fase de conceptualización abstracta el aprendiz comienza a teorizar lo vivido, ya sea de forma consciente o inconsciente. A partir de aquí la persona puede hablar sobre ello, contarle al resto la experiencia y sacar sus propias conclusiones.

Finalmente en la fase de experimentación activa aplica lo aprendido a través de la primera experiencia. El ciclo comienza nuevamente con un nuevo aprendizaje.

El aprendizaje experiencial que propone Kolb es el modelo más utilizado en la actualidad. Todos los pedagogos nos basamos en este cuando vamos a aplicar esta metodología. Por ello es muy importante que lo tengamos en cuenta.

Modelos y principios de diferentes autores.

No han sido pocos los investigadores que han tratado de mejorar el modelo de Kolb. Autores tan destacados como Coleman han debatido e intentado sobreponer su modelo, pero nunca han logrado calar en la comunidad docente.

Los modelos de aprendizaje experiencial o vivencial sitúan siempre al la persona como el centro del aprendizaje. Tal y como decía Rousseau, el alumno debe ser el artificie de los conocimientos que adquiera.

Los modelos de los que vamos a hablar son los de Kolb, el cual ya hemos definido, y el de Coleman, el cual solamente añade algunas especificaciones. Ambos modelos de aprendizaje experiencial han llegado a nuestros tiempos, aunque predomina el de Kolb, tal y como hemos dicho.

Coleman añade a lo expuesto por Kolb que el procedimiento inductivo es el que propia la experiencia. Da igual que un alumno haya vivido algo, si no hay un proceso inductivo no se puede producir aprendizaje.

En el aprendizaje experiencial hay tres principios fundamentales. El primero es el de continuidad, el cual se refiere a que la experiencia se basa en experiencias pasadas y modifica las futuras. El segundo principio es el de interacción, que hace referencia a la idea de que la persona es un ser en relación, tanto con otras personas como con un medio físico, biológico y cultural. Por último, el principio de la reflexión y la experiencia. Toda persona tiene que reflexionar lo que vive.

Beneficios del aprendizaje experiencial y como integrarlo en la practica docente.

Si te pones a leer todo lo que hay en internet sobre los métodos de enseñanza, verás que todos prometen unos resultados fantásticos. Nosotros en Pedagogia Millennial te vamos a decir los beneficios, pero no te diremos que este método es mejor que otros.

Si has leído otros artículos nuestros, sabrás que no recomendamos un método, los recomendamos todos. Como docente debes integrar cada método según las necesidades de tu alumnado y según el momento. Ninguno es 100% infalible, y deben ser integrados.

Los beneficios de utilizar un aprendizaje experiencial son motivacionales. El alumnado que aprende a través de la experiencia esta más motivado que el que lo hace a través de las lecciones teóricas. Solo se recomienda el aprendizaje experiencial cuando la experiencia sea más enriquecedora que el aprendizaje teórico.

A la hora de integrar el aprendizaje experiencial en la practica docente, debemos volver a hablar de Kolb y sus cuatro fases. Si las aplicas tendrás éxito con este método. Si te saltas alguna de ellas, puede que se produzca aprendizaje, pero será más pobre.

Hay que anticipar las experiencias, y durante ella, debemos gestionar la información y los estímulos que recibe el alumnado. Para consolidar el aprendizaje y poder asimilar nuevos contenidos, es importante incidir en lo aprendido, para que no se esfume en la experiencia.

Ejemplos del aprendizaje experiencial.

Probablemente estarás pensando que es muy difícil aplicar esto en el aula. Que es mucho royo para el alumnado y para nosotros. Quizás tampoco hayas entendido del todo como lo puedes hacer con tu alumnado.

Para que todo sea un poquito más fácil de conocer y puedas interpretar mejor lo que es el aprendizaje experiencial o vivencial, te vamos a dejar algunos ejemplos en diferentes niveles educativos. Con ellos pretendemos ayudarte y estimular tu imaginación para que puedas desarrollar tus propias experiencias.

EjemplosContenidoActividad
Conocer a las otras personas.Los adjetivos calificativos en lenguaje.Hacer un trabajo de un compañero de clase en el que se hable con él o ella y se descubra los adjetivos del niño o la niña. Se debe hacer hincapié en las relaciones sociales, en el autoconcepto y en el concepto del otro hacia ti.
Construcción de un molino de vientoEl viento en ciencias naturalesEl alumnado deben construir un molinillo. Deben buscar como hacerlo para que puedan hacerlo girar. También deben buscar en internet que deben hacer en estos casos a la hora de colocar las aspas. La actividad se puede hacer en grupo. Luego el alumnado puede ir al patio del colegio para que vea como gira el molinillo.
¿Qué es lo más que contamina?La contaminación en ciencias naturales.Mandar un trabajo para casa, donde los niños y niñas deben apuntar que fabricas de su ciudad son las que más contaminan y por que lo creen. Involucrar a los padres para que las visiten con ellos, aunque sea por fuera.

Estos son solo algunos ejemplos. Es importante que tu te construyas tus propias actividades. No es muy difícil llevar a cabo el aprendizaje experiencial. Lo complejo es encontrar el punto de unión entre la experiencia y la teoría.