Temas para una tesis de pedagogía. Trabajo fin de grado y máster

Buscar temas para una tesis de pedagogía es algo muy personal. Seguramente si le preguntas a un profesor o profesora te dirá que tienes que buscar tu motivación. Lo mismo te ocurrirá si estas haciendo un trabajo fin de grado o un trabajo fin de máster.

Por normal general, una persona que haya tenido una buena experiencia con la carrera, antes de llegar al TFG ya sabrá el tema. Siempre hay asignaturas dentro de la carrera de pedagogía que nos enganchan más que otras. Por ejemplo, a nosotros nos atrajo la idea de estudiar que pasaría con las nuevas tecnologías aplicadas a la educación. Otros compañeros se decantaron por comprobar si el asesoramiento educativo era útil para el profesorado.

En este articulo te ofrecemos diferentes temas para una tesis de pedagogía, trabajo fin de master o trabajo fin de grado. Los dividiremos en los cuatro ámbitos, al igual que lo hacemos con las salidas profesionales de pedagogía. El primero será el escolar, el segundo el familiar, el siguiente el social y finalmente el profesional o empresarial. En el siguiente cuadro podrás ver un ejemplo de lo que veremos en cada sección.

EscolarFamiliarSocialEmpresarial
Uso de las TIC en la educación primaria.¿El nivel educativo de los padres influye en los resultados de sus hijos e hijas?¿Influye el dolor en los resultados académicos de los niños hospitalizados?¿Cuál es el sueldo medio de un pedagogo en las empresas?

A continuación te ofreceremos de forma detallada y con más opciones temas para una tesis de pedagogía. Podrás elegir el tema que sea de tu agrado, pero siempre teniendo en cuenta tus motivaciones y tus ganas por investigar sobre el.

Temas para una tesis de pedagogía, trabajos fin de grado o trabajos fin de máster en el ámbito escolar.

El ámbito escolar se refiere al grupo de temas para una tesis de pedagogía que se refieren a la investigación dentro del entorno de la educación formal. En ellos pueden haber temas relacionados con la escuela, otros con los institutos e incluso temáticas que tienen que ver con la educación universitaria.

Las investigaciones en este ámbito destacan por ser inmersivas, es decir, el investigador debe entrar y convivir con alumnado y profesorado de centros de educación formal. En algún momento deberá tener contacto con ellos si quiere que la investigación sea de calidad.

Este ámbito tiene muchísimos temas para tesis de pedagogía, trabajos fin de grado o trabajos fin de máster posibles. Nosotros les vamos a poner algunos ejemplos, pero como siempre decimos, debes buscar el que más se adapte a ti y el que más te motive.

  • Recursos materiales en las escuelas de México
  • Diferencias metodológicas entre la educación de España y Perú.
  • Dificultades en el acceso a la educación de personas con dificultades económicas.
  • Uso de la enseñanza magistral en la actualidad.
  • La educación bancaria en la actualidad.
  • ¿Cómo afecta el ruido dentro del aula?
  • ¿Los niños con altas capacidades pueden enseñar a los niños con dificultades académicas?
  • ¿Mejoran los resultados de los niños y niñas de secundaria que acuden al orientador educativo?
  • ¿Influyen las leyes educativas en el abandono escolar?
  • ¿Los profesores universitarios con menos horas lectivas tienen una mayor producción científica?
  • Construcción del conocimiento científico-pedagógico en Colombia
  • Rendimiento escolar y nivel socioeconómico local.
  • Rendimiento escolar en centros concertados y centros públicos.
  • Los estudios universitarios en pedagogía.

Ámbito familiar

El ámbito familiar de la pedagogía también nos puede dar infinidad de temas. Solamente debemos saber que es más complejo la investigación, ya que las personas son más reacias a dar información personal.

Sin embargo, si te aventuras a realizar una investigación sobre esta temática, debes saber que es de las más bonitas de la pedagogía. No debes perder la oportunidad por conocer y aprender sobre ella. Debes indagar y sin miedo preguntar todo, ya que es una de las temáticas que más pueden aportar a la pedagogía en la actualidad.

Para que puedas decidir, te dejamos algunos ejemplos de temáticas para estudiar en este ámbito. Ten imaginación, ya que gracias a estos posibles temas podrás realizar los tuyos propios, que es lo que más te interesa.

  • Numero de hermanos y resultados académicos.
  • ¿Cómo afecta una enseñanza directiva en la respuesta social de los niños?
  • El espacio entre la pedagogía y la vida.
  • Estilo de apego y seguridad del niño o la niña.
  • Los abuelos en la educación de los menores.
  • El papel de la familia en la elección de centros
  • La separación del niño con la figura materna durante los primeros días de clase
  • Educación familiar
  • Resultados de niños que reciben clase de un padre o madre profesor.

Ámbito social

El ámbito social es el más amplio, por lo que te recomendamos que tengas la suficiente paciencia para hacer tu búsqueda. Al igual que el trabajo en pedagogía, desde el ámbito social se pueden desarrollar muchas temáticas y tareas.

Este área es muy bonita, pero también muy difícil debido a las diferentes realidades con las que te puedes encontrar. Te recomendamos que elijas una que se adapte a ti y a tu forma de ser. De lo contrario podrías abandonar tu investigación de tesis, tu TFM o tu TFG antes de tiempo.

Para que comprendas esto que acabamos de decir, te recomendamos y mostramos algunos de los temas que podrás modificar y utilizar a tu conveniencia.

  • ¿Cuántos años de media pasa un pedagogo hasta conseguir trabajo?
  • ¿Menores en riesgo de inclusión social llegan a estudiar bachillerato?
  • Imagen social de la pedagogía.
  • El genero y la pedagogía.
  • Altas capacidades y estilo de vida
  • ¿Cómo es la enseñanza en las personas emigrantes?
  • ¿Funcionan los gabinetes pedagógicos?
  • Numero de niños que reciben atención pedagógica en gabinetes de la ciudad
  • Actividades de ocio educativo en centros culturales.
  • Intervención pedagógica en niños con TEA
  • El papel del pedagogo en los centros de educación ambiental.
  • El pedagogo y el voluntariado.
  • Resultados de programas de drogodependencias en actividades realizadas por pedagogos.
  • El pedagogo en el ejercito.
  • El pedagogo en entidades religiosas
  • Numero de oposiciones en administraciones publicas para el pedagogo.

Temas para una tesis de pedagogía, trabajos fin de grado o trabajos fin de máster en el ámbito empresarial.

Por último, el área temática de la empresa es una de las más desconocidas de la pedagogía. Por lo tanto es uno de los que menos investigaciones y trabajos se realizan.

Hacer una investigación de este ámbito seria un aporte a la ciencia y a la pedagogía brutal. Por ello desde Pedagogía Millennial consideramos que es un área temática que no deberías dejar pasar en tu trabajo fin de máster, trabajo de fin de grado o tesis doctoral.

Les dejamos un listado para que podáis ver algunos ejemplos de esta temática.

  • ¿El pedagogo creador de serius games esta bien remunerado?
  • Numero de pedagogos en los periódicos de Madrid.
  • Pedagogía creativa.
  • ¿Qué papel ocupan los pedagogos en las empresas?
  • ¿Qué tipo de formaciones realizan los pedagogos en las empresas?
  • Papel del pedagogo en la creación de cursos en plataformas online.
  • El papel del pedagogo en los museos.
  • Análisis de juguetes pedagógicos. ¿Qué aspectos se tienen en cuenta?

Docenzia, donde podrás ofrecer y encontrar tu máster en pedagogía.

Encontrar un máster en pedagogía actualmente es una tarea compleja, en la que Docenzia nos puede ayudar. Igualmente, si tienes un centro de formación y ofreces un curso o máster podrás darlo a conocer gracias a esta plataforma.

A día de hoy finalizar el grado en pedagogía no es garantía de éxito en el mercado laboral. Por esta razón, es más que recomendable seguir formándose con un estudio de máster. Sin embargo, desde Pedagogía Millennial somos conscientes de que la búsqueda del máster adecuado es larga y compleja.

Igualmente, desde el lado contrario, los centros de formación muchas veces tienen dificultad para dar a conocer sus cursos y estudios de máster. Cientos de formaciones de una gran calidad fracasan desde antes de publicarse porque no llegan a los futuros estudiantes.

Docenzia es una web que lleva muchos años siendo el vínculo entre estudiantes y centros de formación cuyo camino esta destinado a encontrarse. Son participes de que toda persona pueda acceder a la formación que desea sin realizar extensas búsquedas por la red o sin correr el peligro de caer en el curso equivocado.

Por esta razón ofrecen una plataforma en la que cada estudiante puede encontrar cursos y máster recomendados. Cada persona es diferente para ellos y su máxima es que los estudios que ofrecen las empresas se adapten a la medida de cada uno, para que tanto alumno como centro de formación puedan salir beneficiados.

Docenzia y los másters en pedagogía. Información para estudiantes.

Las universidades españolas y de Latinoamérica ofrecen diferentes másters a los que el alumnado se puede matricular. Sin embargo, hablamos de formaciones presenciales que en la mayoría de las ocasiones no nos garantizan tener éxito en el mercado laboral. Estudiantes de una misma ciudad se matriculan en ellos para obtener mayores oportunidades, sin pensar que cada año saldrán más de 50 competidores con la misma formación.  

Como les hemos dicho en muchas ocasiones, los pedagogos y pedagogas nos debemos diferenciar del resto para destacar en nuestra ciudad. Por ello, es importante que elijamos un máster que no este masificado en nuestro lugar de residencia.

La web de Docenzia recomienda varios másters con los que podemos conseguir esa diferenciación. Títulos que nos harán marcar la distancias y que aumentarán nuestras posibilidades de encontrar un trabajo antes que el resto de tus competidores. Puedes consultar los títulos de máster recomendados por Docenzia en el siguiente enlace.

Desde Pedagogía Millennial te sugerimos que leas atentamente los programas de cada máster y contrastes si es lo que deseas o no. También pensamos que es importante que si tienes dudas te pongas en contacto con los centros de formación. Al pinchar sobre el enlace al máster te dirigirá al formulario de contacto. No tengas miedo de pedir información. Si lo deseas, la plataforma también cuenta con un sistema de contacto por WhatsApp, en el cual podrás informarte.

Actualmente la plataforma cuenta con varios másters en pedagogía y psicopedagogía. También podemos ver formaciones para educadores y para personal de atención temprana. Hay infinidad de opciones a las que podríamos acceder los pedagogos. Sin embargo, nosotros les hablaremos de algunos de su sección de pedagogía, pero les emplazamos a que visiten las otras secciones de la web.

Máster en Inteligencia Emocional

Se trata de un máster de 1500 horas que imparte el Instituto Serca. Esta avalado por la Universidad Isabel I, por lo que cuando termines la formación obtendrás un titulo expedido por esta universidad. Al ser un titulo universitario propio las 1500 horas se convierten en 60 ECTS.

El máster va dirigido a todos aquellos pedagogos y pedagogas que quieran especializarse en inteligencia laboral. Al finalizarlo podrás trabajar como auxiliar técnico educativo, en ludotecas, en centros de menores en exclusión social, elaborando materiales pedagógicos, etc.

Esta formación es muy valorada sobre todo en ludotecas y centros de menores en exclusión social. El pedagogo que tenga formacion en inteligencia emocional tiene muchas oportunidades para entrar a trabajar en estos centros.

Máster en Gerontología recomendado en Docenzia

Al igual que el anterior, este máster tiene una duración de 1500 horas, es decir, 60 ECTS. La modalidad de estudios es completamente online. No dispones de un tiempo de matriculación ni un tiempo para realizar el máster.

El centro de formación que se encarga de impartir este máster es el instituto Serca, pero al igual que el anterior, también esta avalado por la Universidad Isabel I, por lo que el titulo será expedido por ellos.

Las salidas laborales de este título están enfocadas al trabajo con mayores. Es una de las salidas laborales de las que menos nos hablan en la carrera, pero de las más importantes. Por ejemplo, podrás trabajar en un centro de día, creando actividades con las personas mayores. Este es uno de los trabajos más gratificantes del pedagogo.

Máster en Atención Temprana y Método Montessori

Este es uno de los másters menos exclusivos que recomienda la plataforma. Sin embargo, es de los que más calidad tiene de su categoría.  Lo imparte Edeca Formación. Según indican dispone de 3.000 horas de formación que podrás hacer a tu ritmo.

Esas horas se distribuyen en 6 bloques temáticos en los que se hablará de atención temprana y el Método Montessori. Todo ello te permitirá salir al mercado laboral y trabajar en centros de atención temprana y gabinetes multidisciplinares atendiendo a niñas y niños con dificultades.

Máster en Atención al Alumnado con Necesidades Educativas Especiales en Escuelas Infantiles.

Un máster muy parecido al anterior, pero centrado en las Escuelas Infantiles. Esta impartido por el Instituto Europeo de Educación. Esta formacion esta avalada por la AEC y se sella por parte de un notario europeo, para que tenga validez a nivel nacional e internacional.

Una de las cuestiones que más llaman la atención es las practicas garantizadas que ofrecen, para que puedas desarrollar tu trabajo en centros de educación infantil. Esta es la salida laboral que te proporciona este máster.

Te recomendamos ponerte en contacto con ellos para conocer el numero de horas y el temario de la formación. Totalmente Online, cuenta con

Máster en Pedagogía Hospitalaria

Este máster ofrecido por la Escuela de Postgrado de Psicología y Psiquiatría es uno de los más exclusivos del panorama nacional. Aunque hay universidades y centros que lo ofertan, consideramos que este es uno de los másters de la temática más completos.

Dispone de 10 unidades didácticas en las que aprenderás todo lo relacionado con la pedagogía hospitalaria. Al finalizar el máster estarás capacitado para trabajar en centros hospitalarios y en centros de apoyo a la familia del niño hospitalizado.

Esta es otra de las profesiones más bonitas a las que puede acceder el pedagogo. Si tienes la oportunidad no dejes pasar esta formación.

Máster en Disfagia Orofaríngeas

Este es un máster exclusivo que muy pocos centros tienen. Esta impartido por la Escola de Patologia del Llenguatge. Pero mucho cuidado, ya que tendrás que desplazarte hasta Barcelona si quieres realizarlo, ya que indican que es presencial.

Te recomendamos que solicites información y decidas si es el máster que deseas realizar. Las salidas laborales que mencionan tienen que ver con los hospitales y la logopedia. Por lo tanto, además de pedagogía deberás haber estudiado logopedia para realizarlo.

Máster en Coaching e Inteligencia Emocional

Para terminar con el repaso a los cursos que recomienda esta plataforma, te hablamos de este máster del Instituto Serca, que también menciona la inteligencia emocional. Sin embargo, en esta ocasión trata de otras de nuestras salidas laborales, el Coaching.

Entre las salidas laborales tenemos la de monitor de tiempo libre, educador en ludotecas, en centros de educación especial o en gabinetes de apoyo socioeducativo.

¿Cómo publico mi máster en Docenzia? Para centros de formación y empresas.

Si eres un centro de formacion o empresa que quiere publicar un máster de pedagogía en Docenzia lo primero que debes hacer es registrarte. Esto se realiza a través del “área de centros” en la parte superior de la web.

El proceso es muy sencillo, ya que en un primer momento solo te piden el nombre del centro, un e-mail y la contraseña. Tras esto deberás confirmar tu cuenta en el correo electrónico. Los pasos son sencillos.

Después de confirmar, lo más recomendable es que realices la ficha de tu centro, en el podrás poner todos los datos de este, para dar fiabilidad a tus contenidos. También con la cuenta gratuita podrás recibir opiniones de tus antiguos alumnos y optimizar tus cursos con relación al interés del alumnado.

Sin embargo, la plataforma Docenzia ofrece una versión de pago para empresas y centros de formación que deseen destacar. Entre los servicios que ofrecen son la imagen premium, formularios personales, publicidad externa, herramientas de análisis de actividad, centralita de llamadas, etc.

Si deseas más información sobre su servicio gratuito y premium te recomendamos que te pongas en contacto con ellos. De esta manera conocerás todo lo que pueden hacer por ti y como conseguir alumnos que realmente deseen realizar tus cursos.

Estudiar pedagogía después de los 20. ¿Es muy tarde para empezar?

Estudiar pedagogía después de los 20 años es algo cada vez más común. Sin embargo, los estudiantes que comienza a esta edad se plantean si realmente no son muy mayores para comenzar la carrera. Lo normal es hacerlo después de los 18 años, cuando se termina el bachillerato.

Esta duda no solo surge con la carrera de pedagogía, sino con cualquier estudio que te plantees realizar. Sin embargo, con las formaciones universitarias de la rama educativa siempre se plantea una duda mayor debido a lo prematuros que son los docentes en la actualidad.

Empezar a estudiar pedagogía después de los 20 no significa que vayamos con retraso. Es más, no hay una edad para comenzar a estudiar pedagogía ni ninguna otra carrera universitaria.

Debes saber que cuando nos apuntamos en la universidad, lo hacemos con el propósito de aprender para desarrollarnos en una carrera. Por lo general, una persona que tenga 28 años y termine la carrera de pedagogía tiene las mismas posibilidades de encontrar trabajo que una que lo haga con 22.

En este articulo te hablaremos de nuestra experiencia con la edad a la hora de terminar una carrera universitario. También te mencionaremos los beneficios y las dificultades que se producen al matricularte siendo más mayor que la media de compañeros.

Estudiar pedagogía después de los 20. Nuestra experiencia

Como hemos dicho en varias ocasiones, la web la redactamos entre cinco pedagogos y pedagogas. Cada uno de nosotros tiene diferentes experiencias que nos ha dado la vida. Unos nos hemos formado para el magisterio y otros hemos seguido nuestro camino por otra vía de la pedagogía.

La mayoría de nosotros comenzamos la carrera nada más terminar el bachillerato, unos con 17, otros con 18 y otros con 19. Sin embargo, nuestro compañero Albert comenzó la carrera con 26 años. Tras realizar un ciclo formativo de grado superior y aventurarse en una carrera de económicas, que dejo al segundo año, decidió apuntarse en pedagogía.

Empezar la carrera de pedagogía a los 26 años, para Albert resulto incomodo. Sin embargo, su experiencia final fue de lo más enriquecedora. Matricularse en la carrera que él siempre quiso a esa edad le hizo tener otra visión de la pedagogía que un joven difícilmente puede llegar a tener.

Lo que más le incomodo fue ver a sus compañeros menores de 20 años como le miraban con extrañeza los primeros días. Esto se fue superando poco a poco. Para estudiar una carrera no importa que seas joven o seas mayor, lo que importa son tus habilidades sociales y académicas. De ambas cosas Albert estaba sobrado, por lo que no tuvo ningún problema.

Tener mayor edad para enfrentarte a una carrera como puede ser pedagogía, en la que la capacidad reflexiva y critica es muy importante, es una ventaja. El nos cuenta que veía las cosas de las que hablaban los profesores con perspectiva de pasado, de haberlo vivido. Mientras el resto veíamos los problemas de la educación como algo que nos decían pero tampoco le dábamos importancia.

Beneficios y dificultades de matricularte pasados los 20 años.

Albert no era el mayor de la clase, también había una señora que comenzó la carrera con 42 años. Probablemente las expectativas laborales de ella se reducían, pero el aprendizaje que te da una carrera como esta, nadie se lo puede discutir.

Pensar que matricularse pasados los 20 años puede ser algo negativo es algo que esta en nuestra cabeza constantemente. Sin embargo, nosotros consideramos que tienen mas cosas positivas que negativas.

En el siguiente cuadro te mostramos, los beneficio y dificultades, que a nuestro modo de ver, tiene el estudiar pedagogía después de los 20 años, sea la edad que sea.

BeneficiosDificultades
Mayor madurez para asimilar los conceptos propios de una carrera como pedagogía.No hay un grupo de iguales propiamente dicho en cuando a la edad física.
Tendrás mayor madurez a la hora de tomar decisiones, y eso gusta a los empleadores.Al terminar tus estudios serás mayor que sus competidores a nivel laboral
No tendrás la presión de tus padres, en principio.Si hace tiempo que no estudias, te costará volver a coger el ritmo.
La elección de la carrera habrá sido más vocacional que “por hacer algo”
Al finalizarla tendrás un sentimiento de superación personal que no se tiene con 20 años.
Aprenderás a relacionarte con personas de una edad más inmadura que la tuya, al igual que ejerciendo de pedagogo.

En definitiva, si estas pensando en estudiar pedagogía después de los 20 años, desde Pedagogía Millennial te animamos a que lo intentes. Para aprender sobre pedagogía o sobre cualquier otra ciencia nunca es tarde.

Ser un pedagogo de más de 30 años te da una visión que no tienes a los 22. Por ello no te desanimes por la edad. Probablemente ser un pedagogo de 50 años también estará por encima de muchas cosas.

Sinónimos de pedagogía. Explicación y ejemplos prácticos en 2021.

En el momento que nos piden redactar un texto pedagógico tenemos que saber diferentes sinónimos de pedagogía. Sin embargo, algo que debemos tener en cuenta es que estos sinónimos no tienen el mismo significado que la palabra pedagogía, sino uno parecido.

Con algunas palabras como por ejemplo, “niño” podemos hacer uso de diferentes palabras con un significado idéntico, como puede ser “pequeño, infante, chaval, menor, etc.” Todos tienen un significado parecido. En cambio, como decimos, en pedagogía esta serie de palabras puede ser diferente.

Los sinónimos de pedagogía son enseñanza, instrucción, didáctica y educación. Todos ellos tienen un significado diferente pero una naturaleza idéntico.

Para comprender mejor esto, les pondremos algunos ejemplos de cada uno de los sinónimos de los que hemos hablado. Los utilizaremos en frases y pondremos ejemplos de la naturaleza de la palabra en referencia a la pedagogía.

Sinónimos de pedagogía: enseñanza e instrucción.

La palabra enseñanza es un sinónimo que podemos utilizar para redactar un texto pedagógico. En si la palabra enseñanza no tiene nada que ver con la palabra pedagogía.

En principio la enseñanza es el acto de enseñar algo. La pedagogía es la ciencia que estudia todos los actos educativos. Sin embargo, a la hora de redactar un texto pedagógico lo podemos hacer de manera especifica.

Puedes utilizar el sinónimo de enseñanza a pedagogía siguiendo los siguientes ejemplos.

  • Tiene un estilo de pedagogía abierta. (Tiene un estilo de enseñanza abierta)
  • La pedagogía Montessori es la recomendada. (La enseñanza Montessori es la recomendada)
  • Este método es muy pedagógico. (Este método es muy instructivo)

Didáctica y educación

Las palabras didáctica y educación en general son palabras que con las que hacemos referencia a dos ciencias diferentes. Sin embargo, son palabras que podemos utilizar para sustituir a la palabra pedagogía en textos pedagógicos.

La palabra didáctica se refiere a la parte de la pedagogía que estudia los métodos de enseñanza y las técnicas que se utilizan para ello. Por su parte la educación es algo más general, que hace referencia a todos los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Algunos ejemplos que podemos utilizar para sustituir a la palabra pedagogía por didáctica y educación son los siguientes:

  • La educación es divertida. (La pedagogía es divertida)
  • Este curso es muy didáctico. (Este curso es muy pedagógico)
  • La explicación ha sido muy didáctica. (La explicación ha sido pedagógicamente correcta)

¿Qué nombre le puedo poner a mi centro pedagógico? Ejemplos

¿Qué nombre le puedo poner a mi centro pedagógico? Esta es una de las preguntas que más se hacen los pedagogos cuando vamos a abrir un gabinete o centro multidisciplinar. Estas respuestas salen rápido cuando lo tienes en la cabeza. También si eres creativo y te inspiras con facilidad.

Sea como fuere, elegir el nombre es algo más importante de lo que puede parecer. Un buen nombre inspira confianza para nuestros clientes. También muestra la seriedad de nuestro negocio. Durante la carrera de pedagogía hacemos muchos trabajos en los que debemos elegir un nombre de equipo o un nombre del trabajo. No es algo que se haga al azar.

Para tu centro pedagógico puedes elegir un nombre que tenga que ver con educación. También puedes ponerles nombre épicos y que signifiquen superación. Por ultimo, puedes elegir un nombre personal, el cual identifique al profesional con el centro.

Elijas el nombre que elijas, debes tener en cuenta la seriedad con la que debe hacerse. No es un baladí, ya que los padres y madres se fijan mucho en el nombre de tu centro.

Por lo tanto, aquí te pondremos algunos ejemplos de nombres que puedes elegir, también te haremos algunas recomendaciones y tu finalmente serás el que elijas el nombre para tu negocio.

¿Qué nombre le puedo poner a mi centro pedagógico? Recomendaciones

Como hemos dicho anteriormente no podemos poner un nombre a nuestro centro pedagógico al azar. Por ejemplo, si estamos en Barcelona, no podemos llamarlo centro pedagógico Madrid. Tenemos que ser coherentes y darle un sentido a lo que estemos haciendo.

Tampoco podemos poner un nombre común. Un error común es llamar a tu centro por un apellido que tiene todo el mundo. Ponerle el nombre de centro pedagógico Gonzalez, por ejemplo, es un error que se repite mucho, ya que no es distintivo.

Las recomendaciones a la hora de poner un nombre a tu centro pedagógico son claras. Lo mejor es ponerle un nombre educativo, que inspire confianza. Recomendamos que utilices también un nombre épico, que indique que los niños y niñas van a mejorar si se matriculan en tu academia o centro multidisciplinar. También te recomendamos que le pongas un nombre que te identifique con el centro, por el ejemplo el del dueño. Sin embargo, volvemos a la recomendación anterior, lo recomendable es no ponerle un nombre común, como centro pedagógico María, ya que hay muchas personas con ese nombre.

No pongas tampoco nombres graciosos. Es común que cuando nos planteamos ¿Qué nombre le puedo poner a mi centro pedagógico?, pensemos en algo gracioso. Sin embargo, siguiendo con nuestra línea argumental, tenemos que decir que nuestro nombre tiene que inspirar confianza, y algo gracioso no lo hace. Tenemos que evitar nombres por ejemplo como centro multidisciplinar “el niño llorón” o centro pedagógico “la ciénaga”.

Ejemplos para centro pedagógico.

A veces es mucho más fácil ver que nombre le pone la competencia y tratar de poner otro totalmente diferente. Sin embargo, si vives en una ciudad en la que tienes mucha competencia, tienes que buscar un nombre que marque la diferencia.

Para terminar, queremos mostrarte algunos ejemplo, pero te recomendamos que seas tu el que elija uno que no exista, que sea lo más original posible. Todos sabemos que miles de centros pedagógicos Montessori. Es un nombre que inspira confianza, pero hay muchos.

Los siguientes son ejemplos de nombre para centro pedagógico:

  • Centro pedagógico el descubrimiento.
  • Sueños del Futuro
  • Centro pedagógico sin límites.
  • Avanza.
  • Reeduca.
  • Centro pedagógico pequeños héroes.
  • Educabeca (De educar y de Rebeca)
  • Centro multidisciplinar Despierta
  • Pitagoras
  • Concordia
  • El dado
  • Centro pedagógico Únicos
  • ABC
  • La vida en colores
  • Centro pedagógico José Luis Aranda.
  • Centro pedagógico Durana.
  • Dewey
  • El puente Azul
  • Orienta2
  • Serendipity
  • Centro pedagógico Sempiterno
  • Centro pedagógico sobresaliente.

A pesar de este listado, te recomendamos que elijas el nombre que mejor te identifique con tu publico. El cliente se fija en el nombre aunque no lo parezca. A veces es mejor pecar de conservador que de creativo.

Hemos hablado de poner tu nombre al centro, en otras ocasiones podemos poner el nombre de nuestra ciudad, como en este ejemplo. También podemos poner el nombre de un familiar, aunque no lo recomendamos, ya que no es edificativo.

Ante todo te recomendamos que elijas el nombre tu. Siempre has de pensar en tus clientes y en tu idea de negocio. El nombre te dará muchos clientes, por lo que no lo dejes al azar. Si sigues teniendo dudas con el nombre, también puedes hacer una lluvia de ideas entre tus empleados. Ellos siempre te van a ayudar.

Aprendizaje experiencial. Definición, modelos, principios y ejemplos.

El aprendizaje experiencial, o también conocido como vivencial, es un modelo que se ha puesto muy de moda entre los pedagogos y pedagogas. Los principales propulsores fueron Montessori, Kolb e incluso Lapierre.

Este concepto fue ganando adeptos a lo largo de la historia, pero su máximo potencial podemos decir que lo tenemos en la actualidad. Desde los años 60 la curva de personas que lo apoyan ha ido creciendo paralelamente a las experiencias que se han desarrollado.

El aprendizaje experiencial es aquel en el que el niño experimenta o vivencia todos los contenidos. De esta manera, el niño o la niña aprende a través de la propia experiencia y no de forma teoría, sino más bien lo contrario, es decir, a través de la práctica.

A grandes rasgos, y de forma coloquial, el docente debe favorecer este aprendizaje natural, en el que el alumnado aprenda a través en situaciones reales. Esto no quiere decir que salgan del aula por ejemplo para fabricar un mueble, sino que el docente debe favorecer que el alumnado aprenda a hacerlo sin salir del aula.

En el artículo trataremos de mostrarles que es el aprendizaje por experiencia o experiencial. También les hablaremos de los métodos para aplicarlo y de los principios que lo rigen. Por ultimo intentaremos ponerles algunos ejemplos.

¿Qué es el aprendizaje experiencial?

Aunque les hemos hablado de las primeras experiencias en los años 60 del siglo pasado, debéis saber que mucho antes autores como Dewey, Rousseau o Piaget ya hablaban del método.

Sin embargo, uno de los autores más citados a la hora de hablar del aprendizaje experiencial en los últimos años es Kolb. Este autor indica que para que el aprendizaje se desarrolle deben producirse 4 fases. La primera es la experiencia concreta, la segunda la observación reflexiva, la tercera la conceptualización abstracta y la última la experimentación activa.

El aprendizaje experiencial es el método de aprendizaje en el que aprendemos gracias a la experiencia. Se realiza a través de la practica, aunque este no implica que se tenga que realizar fuera del aula.

Kolb decía que el alumnado a través de la experiencia concreta vive una situación, la cual recuerda lo que sintieron con ella. Sin embargo, no es hasta que produce la observación reflexiva cuando los estudiantes comienzan a guardar en su memoria el aprendizaje producido.

En la fase de conceptualización abstracta el aprendiz comienza a teorizar lo vivido, ya sea de forma consciente o inconsciente. A partir de aquí la persona puede hablar sobre ello, contarle al resto la experiencia y sacar sus propias conclusiones.

Finalmente en la fase de experimentación activa aplica lo aprendido a través de la primera experiencia. El ciclo comienza nuevamente con un nuevo aprendizaje.

El aprendizaje experiencial que propone Kolb es el modelo más utilizado en la actualidad. Todos los pedagogos nos basamos en este cuando vamos a aplicar esta metodología. Por ello es muy importante que lo tengamos en cuenta.

Modelos y principios de diferentes autores.

No han sido pocos los investigadores que han tratado de mejorar el modelo de Kolb. Autores tan destacados como Coleman han debatido e intentado sobreponer su modelo, pero nunca han logrado calar en la comunidad docente.

Los modelos de aprendizaje experiencial o vivencial sitúan siempre al la persona como el centro del aprendizaje. Tal y como decía Rousseau, el alumno debe ser el artificie de los conocimientos que adquiera.

Los modelos de los que vamos a hablar son los de Kolb, el cual ya hemos definido, y el de Coleman, el cual solamente añade algunas especificaciones. Ambos modelos de aprendizaje experiencial han llegado a nuestros tiempos, aunque predomina el de Kolb, tal y como hemos dicho.

Coleman añade a lo expuesto por Kolb que el procedimiento inductivo es el que propia la experiencia. Da igual que un alumno haya vivido algo, si no hay un proceso inductivo no se puede producir aprendizaje.

En el aprendizaje experiencial hay tres principios fundamentales. El primero es el de continuidad, el cual se refiere a que la experiencia se basa en experiencias pasadas y modifica las futuras. El segundo principio es el de interacción, que hace referencia a la idea de que la persona es un ser en relación, tanto con otras personas como con un medio físico, biológico y cultural. Por último, el principio de la reflexión y la experiencia. Toda persona tiene que reflexionar lo que vive.

Beneficios del aprendizaje experiencial y como integrarlo en la practica docente.

Si te pones a leer todo lo que hay en internet sobre los métodos de enseñanza, verás que todos prometen unos resultados fantásticos. Nosotros en Pedagogia Millennial te vamos a decir los beneficios, pero no te diremos que este método es mejor que otros.

Si has leído otros artículos nuestros, sabrás que no recomendamos un método, los recomendamos todos. Como docente debes integrar cada método según las necesidades de tu alumnado y según el momento. Ninguno es 100% infalible, y deben ser integrados.

Los beneficios de utilizar un aprendizaje experiencial son motivacionales. El alumnado que aprende a través de la experiencia esta más motivado que el que lo hace a través de las lecciones teóricas. Solo se recomienda el aprendizaje experiencial cuando la experiencia sea más enriquecedora que el aprendizaje teórico.

A la hora de integrar el aprendizaje experiencial en la practica docente, debemos volver a hablar de Kolb y sus cuatro fases. Si las aplicas tendrás éxito con este método. Si te saltas alguna de ellas, puede que se produzca aprendizaje, pero será más pobre.

Hay que anticipar las experiencias, y durante ella, debemos gestionar la información y los estímulos que recibe el alumnado. Para consolidar el aprendizaje y poder asimilar nuevos contenidos, es importante incidir en lo aprendido, para que no se esfume en la experiencia.

Ejemplos del aprendizaje experiencial.

Probablemente estarás pensando que es muy difícil aplicar esto en el aula. Que es mucho royo para el alumnado y para nosotros. Quizás tampoco hayas entendido del todo como lo puedes hacer con tu alumnado.

Para que todo sea un poquito más fácil de conocer y puedas interpretar mejor lo que es el aprendizaje experiencial o vivencial, te vamos a dejar algunos ejemplos en diferentes niveles educativos. Con ellos pretendemos ayudarte y estimular tu imaginación para que puedas desarrollar tus propias experiencias.

EjemplosContenidoActividad
Conocer a las otras personas.Los adjetivos calificativos en lenguaje.Hacer un trabajo de un compañero de clase en el que se hable con él o ella y se descubra los adjetivos del niño o la niña. Se debe hacer hincapié en las relaciones sociales, en el autoconcepto y en el concepto del otro hacia ti.
Construcción de un molino de vientoEl viento en ciencias naturalesEl alumnado deben construir un molinillo. Deben buscar como hacerlo para que puedan hacerlo girar. También deben buscar en internet que deben hacer en estos casos a la hora de colocar las aspas. La actividad se puede hacer en grupo. Luego el alumnado puede ir al patio del colegio para que vea como gira el molinillo.
¿Qué es lo más que contamina?La contaminación en ciencias naturales.Mandar un trabajo para casa, donde los niños y niñas deben apuntar que fabricas de su ciudad son las que más contaminan y por que lo creen. Involucrar a los padres para que las visiten con ellos, aunque sea por fuera.

Estos son solo algunos ejemplos. Es importante que tu te construyas tus propias actividades. No es muy difícil llevar a cabo el aprendizaje experiencial. Lo complejo es encontrar el punto de unión entre la experiencia y la teoría.

Vocación docente. ¿Cómo saber si la tengo y que cualidades necesito?

La vocación docente es algo de lo que no solemos hablar mucho, pero que siempre esta presente en todas las decisiones que tomen las personas antes, durante y después de hacerse profesor.

Se puede decir que la vocación es algo que solo esta en determinadas personas. No es únicamente intrínseca en la educación. También se desarrolla en otras profesiones. Por ejemplo, en la medicina también se habla mucho de la vocación.

La vocación docente es una inclinación que tiene una persona para dedicarse a la docencia. Esta puede proceder de entes divinos o de la inspiración. En este caso, es un sentimiento que nace dentro de nosotros y sentimos autentica devoción por la educación y desarrollar todos los procesos que de ella se derivan.

Sin embargo, esta vocación no es algo que nosotros tengamos claro, a veces puede ser una inspiración y otras puede ser un pensamiento. Sea como sea, debemos tener claro si es un deseo de vocación o una vocación real.

La vocación docente y el amor por los niños.

Uno de los motivos más importantes es el amor por los niños. Sin embargo, que te gusten los niños no quiere decir que te guste un grupo con muchos. Además se necesita tener otras características que no te las da el gusto por este colectivo.

Si no tienes esta pasión por los jóvenes a los que les tienes que enseñar, acabarás siendo un profesor quemado. Los estudiantes pueden ser difíciles, tanto en su forma de ser como en sus comportamientos. Ellos pueden terminar por agotarnos psicológicamente.

Un profesor que esta motivado y le gustan los niños podrán buscar las mejores estrategias para ayudarlos y hacer que superen las dificultades. La vocación docente nos impulsa para que año tras año consigamos superar los objetivos. Si no tenemos vocación docente es posible que solo aguantemos en la enseñanza uno o dos años.

Por lo tanto, creemos que uno de los aspectos más importantes en la vocación es el placer por la enseñanza y que nos gusten los niños. Es el principal punto que tenemos que tener en cuenta para saber que tenemos vocación docente.

Quieres cambiar el orden de las cosas.

La enseñanza es gratificante, pero no es fácil. Esa es la máxima que tenemos que tener. El miedo a la enseñanza es algo que debemos evitar. También en la acomodación. Es normal que un docente con más de 30 años en la enseñanza se canse y piense que no se pueda hacer nada.

A pesar de ello, una persona que tenga vocación será capaz de seguir pensando en que la educación se puede mejorar. Cuando un docente se hace mayor, con vocación sigue teniendo ilusión por cambiar el mundo.

Por lo tanto, un docente con vocación mantiene toda la esperanza de que pueda producirse cambios en la educación. Da igual la edad que se tenga y el tiempo que se haya pasado en el sistema educativo. También da igual los fracasos que se hayan tenido.

Esta característica no se puede ver desde el principio, desde antes de empezar a dar clase. Se aprecia con los años, pero si que va mucho en nuestra personalidad. Hay personas que son más negativas y se rinden rápido.

Tener habilidad para enseñar de varias formas es vocación docente.

Los estudiantes y los niños son todos diferentes. No hay un niño que sea igual a otro. Tampoco hay una niña que sea idéntica a otra. Incluso si tienes la oportunidad de dar clase a dos hermanos descubrirás que ambos son bien diferentes.

Lo mismo ocurre con los cursos académicos. Cuando tu has enseñado a un grupo de una determinada manera, y este ha respondido de forma adecuada, habrás pensado que has conseguido el método adecuado.

Por lo tanto, una de las cuestiones relevantes para saber si tenemos vocación docente es tener habilidad para enseñar de diferentes maneras. Esto quiere decir que dentro de un mismo grupo puedes usar varias metodologías o entre dos alumnos sabes que le viene mejor a uno y lo que necesita el otro.

No serás nunca un maestro eficaz si enseñas unicamente de una menera. Un buen profesor es capaz de evolucionar siempre. Buscar los mejores metodos y más novedosos es fundamental. Tambien es importante ser flexible y adaptable a las caracteristicas de cada alumno.

Satisfacer a los alumnos es muy importante para nosotros. Trabajamos a través de la motivación, y tener un alumno o alumna desmotivado puede hacer que lo perdamos para siempre. Debemos pensar en ellos, ya que su éxito es el nuestro.

Otras cualidades de la vocación docente.

Puede ser que no estés de acuerdo con estas cualidades, pero debes saber que no son las únicas ni más importantes. Los sentimientos, las necesidades, nuestros conocimientos, el deseo, etc. Todo cuenta en la vocación docente.

Sin embargo, no todo vale cuando hablamos de vocación por la enseñanza. Tenemos que ser consientes de que somos seres que nos regimos por la motivación. Por ello tenemos que ser fuertes para poder enseñar y no caer en el desanimo.

Otras cualidades de la vocación docente son las siguientes:

  • Ser capaz de trabajar en equipo.
  • Tener fortaleza para aguantar los factores estresantes.
  • Fuerza para poner limites.
  • Tener estrategias de intervención.
  • Ojo clínico para el alumnado que no aprender de la misma forma que el resto.
  • Tener buen domino del estrés.

Ante todo consideramos que la vocación docente no se entrena. Se tiene o no se tiene. Lo cierto es que hay muchas personas que se dedican a la enseñanza únicamente por dinero o por que no tenían cabeza para estudiar medicina.

La vocación no hace al profesor, pero si que lo construye y lo hace feliz. Consideramos que tener vocación es fundamental para hacer mejorar a los niños. Muchos profesores sin vocación están entorpeciendo el aprendizaje del alumnado.

Sin embargo, los profesores con vocación docente son los mejores, los que siempre están buscando lo mejor para sus alumnos. En Pedagogía Millennial debemos consideramos que la mayoría de los docentes la tienen, y en este articulo te puede identificar o no. Sin embargo, si eres estudiante de educación, pensamos que deberías plantearte si puedes o no, ya que de ello depende tu felicidad actual y futura.

¿Qué hace un pedagogo en un gabinete o centro multidisciplinar?

Un pedagogo en un gabinete o centro multidisciplinar es una figura bastante importante. Lo más seguro es que hayas oído hablar de este trabajo en tu localidad o en tu ciudad. Sin embargo, no es algo que se mencione con mucha frecuencia en la carrera.

Si tú, al igual que muchas personas, tienes interés por trabajar en un gabinete como pedagogo o pedagoga, debes prestar mucha atención. Es uno de los trabajos más interesantes a los que puede optar un pedagogo. Pero también es uno de esos trabajos en los que tienes que dar más de lo que vas a recibir a nivel material.

Un pedagogo en un gabinete multidisciplinar hace de profesor particular y orientador al mismo tiempo. Se encarga de enseñar a los niños y niñas a aprender, a conocer las estrategias de trabajo que mejor se adapten a ellos. También les ayudan a aprender los contenidos que más les cuestan adquirir en la escuela.

Este puesto es muy importante, ya que por lo general se sitúan en un espacio donde cuentan con más profesionales a su lado. Logopedas, psicólogos, terapeutas ocupacionales, psicomotricistas relaciones, etc. Todos ellos hacen que el niño o la niña desarrolle sus potencialidades de una manera más adecuada.

¿Cuál es el trabajo del pedagogo en un gabinete o centro multidisciplinar?

Aunque te hemos respondido anteriormente, no queremos quedarnos en la simplicidad. El trabajo de un pedagogo en un gabinete o centro multidisciplinar es bastante amplio. Desde el principio vemos como los resultados no tardan en llegar.

Si eres padre que esta pensando en llevar a tu hijo o hija a un pedagogo, consideramos que es muy importante que sepas que se va a hacer desde un principio. El trabajo siempre esta muy bien estructurado y siempre busca la consecución de los objetivos.

El trabajo del pedagogo en un gabinete o centro multidisciplinar comienza con una evaluación. En ella se buscan cuales son las dificultades y las fortalezas del niño o niña. No te preocupes por que ambas van a tener el mismo valor en la futura intervención. En esta evaluación se realiza una entrevista con las familias, ya que son los que más conocen al menor.

Tras la evaluación se ponen en valor unos objetivos, que son consensuados con las familias y si es posible con el colegio o instituto. A través de estos objetivos de trabajo se marcan unas estrategias a seguir con el niño.

Durante la intervención, se trabaja en el cumplimiento de los objetivos, que normalmente suelen ser darle autonomía al niño o niña para que sea capaz de estudiar por si mismo y encontrar las mejores estrategias para aprender a aprender.

Finalmente, se hace una evaluación del trabajo, en el que influyen tanto los resultados del menor en la escuela como los resultados a nivel individual dentro del gabinete. El pedagogo evalúa su trabajo y trata de mejorarlo para el siguiente año o periodo de intervención.

¿Debería llevar a mi hijo al pedagogo en un gabinete o centro multidisciplinar?

Cuando desde el centro educativo nos recomiendan llevar a nuestro hijo a un pedagogo que le ayude a mejorar las notas, en nosotros surgen muchas dudas. También es posible que un amigo nos haya dicho que lo llevemos, tras explicarle que nuestro hijo o hija no va del todo bien.

Ya sea una recomendación, o que nosotros mismos hemos buscado información a través de internet, debemos tomar una decisión. Esta no es del todo fácil, probablemente veamos los precios y prefiramos buscar un profesor particular. Un recién titulado que ayude a nuestro hijo. Tal vez pensemos que es hora de actuar lo más rápido posible.

Nuestra recomendación, sin ninguna duda, es que deberías llevar a tu hijo con el pedagogo en un gabinete. Son los profesionales más capacitados para llevar a cabo un programa de recuperación e inculcar hábitos de estudios en nuestros hijos.

No despreciamos a los otros profesionales que se ofrecen a impartir clases particulares. Ni siquiera decimos que no vayas a obtener resultados, aunque aumentas las posibilidades de que esto ocurra. Pero un pedagogo, tanto en centros multidisciplinares como en el colegio a través de la orientación educativa son personas con una gran capacidad para evaluar las dificultades y actuar sobre ellas.

¿Qué precios suelen tener?

Normalmente los pedagogos en un gabinete multidisciplinar son más caros que si llevas a un niño a una ludoteca u otros espacios. También son más caros que llevarlos a un profesor particular. Estos últimos destacan por ser personas que no tienen estudios de pedagogía o magisterio o son recién salidos de la facultad.

Si a ti también te ha pasado que has contratado a un profesor particular y no ha ido tan bien como esperabas, como nosotros seguramente has pensado en un gabinete. Y con el tiempo habrás visto por que sus precios son superiores a los profesores particulares.

En un gabinete o centro multidisciplinar el precio de un pedagogo suele rondar entre los 60 y los 90 euros por una sesión a la semana. Si son dos sesiones hablaríamos de en torno a los 110 y 180 euros mensuales. Algunos centros hacen un pequeño descuento a las familias que acuden dos veces a la semana.

Las sesiones de pedagogía suelen durar entre 45 y 60 minutos. Todo va a depender de la edad del niño y de situaciones puntuales. Por ejemplo, muchos gabinetes han reducido el tiempo de intervención debido al COVID-19, ya que entre paciente y paciente se debe hacer una limpieza.

Como decíamos anteriormente, el precio puede ser un impedimento para que muchas personas no puedan pagar la intervención. Por ello es muy importante los centros públicos de atención temprana. También es importante que estos gabinetes privados sigan recibiendo las becas del MEC de necesidades educativas especiales.

¿Cuánto tiempo tarda un pedagogo en encontrar trabajo?

El ultimo año de carrera surge la duda de cuanto tiempo tarda un pedagogo en encontrar trabajo. Después de estar estudiando como minino 4 años de tu vida en busca de un titulo, es una pregunta que nos surge con necesidad.

Si tu eres de las personas que no quieren estudiar un máster después de pedagogía y que prefieres empezar a trabajar cuanto antes, intentaremos darte respuesta a esta pregunta. Sin embargo, debes saber que no es una respuesta sencilla de responder, por lo que trataremos de hacerlo lo más personal posible.

De media, un pedagogo tarda en encontrar un trabajo 2 años después de terminar la carrera. Sin embargo, esto varia según el país en el que la finalices. Hay algunos en los que puedes llegar a estar 3 años buscando trabajo y otros en los que encuentras antes de finalizar tus estudios.

En este articulo hablaremos del tiempo que se tarda en cada país de media. Además hablaremos de nuestras experiencias personales en España, el tiempo que hemos tardado los escritores de esta web en encontrar trabajo tras finalizar el grado en pedagogía.

¿Cuánto tiempo tarda un pedagogo en encontrar trabajo por países?

Como hemos dicho anteriormente, el pedagogo encuentra trabajo cuando finaliza la carrera a una velocidad superior según el país en el que se encuentre. Hay algunas naciones, como la española, en la que se puede tardar más tiempo en encontrar trabajo.

Esto se debe a la demanda de pedagogos que haya en cada lugar y momento. Por ejemplo, en México suele ser más fácil encontrar trabajo por que hay una gran demanda de pedagogos. En Brasil, hay una gran cantidad de pedagogos para la poca disponibilidad de puestos laborales, por lo que se suele tardar mucho más.

Para saber cuanto tiempo tarda un pedagogo en encontrar un trabajo según el país donde lo busque, debes tener en cuenta los siguientes espacios temporales.

PaísTiempo que tarda un pedagogo en encontrar trabajo
EspañaDe 2 a 4 años.
MéxicoDe 0 a 1 años
ColombiaDe 1 a 2 años
BoliviaEntre 2 meses y 1 año
Costa RicaEntre 3 meses y 1 año
CubaDespués de 2 meses
NicaraguaEntre 1 y 2 años
Brasil3 años

Estos datos no son exactos debido a que hay muchos factores que pueden influir a la hora de que un pedagogo encuentre trabajo. Por ejemplo, en España, si estudias la carrera en la Universidad de Burgos, tienes más posibilidades de encontrar un trabajo acorde a tus estudios antes de que hayan pasado 4 años. Sin embargo, si estudias en la Universidad de Salamanca, consigues un trabajo acorde, pero hay menos plazas para ello.

¿Cómo puedo encontrar trabajo antes?

Como les hemos dicho anteriormente, esto son únicamente medias de lo que le pasa a la gente. Tu puedes encontrar trabajo mucho antes que el tiempo estimado. Al igual que cuando hablamos de esperanza de vida, solo son medias, unas personas pueden morir antes y otras después de la edad indicada en la esperanza de vida al nacer.

En la media de años a la hora de encontrar trabajo de pedagogo pasa lo mismo. Muchos estudiantes hablan de cuánto tiempo tarda un pedagogo en encontrar trabajo. Muchos piensan que ese es el tiempo que tardarán en encontrar su puesto dentro del mercado laboral. Sin embargo, no todo esta perdido.

Para encontrar trabajo como pedagogo antes de la media del resto te recomendamos seguir los siguientes consejos.

  • Ten cuidado con el voluntariado. Hay empresas legales, pero hay otras que se aprovechan de esta situación para conseguir trabajadores gratis.
  • Busca trabajo en los portales de empelo todos los días. Visita nuestra web de trabajo para pedagogos.
  • Ofrece tus servicios a centros educativos y empresas de tu sector.
  • Busca correos electrónicos por internet de empresas y envía tu curriculum a ver si tienes suerte.
  • Prepárate muy bien las entrevistas de trabajo.
  • Haz que la poca experiencia no sea un impedimento, conviértelo en algo a tu favor.
  • No te desesperes si no encuentras, no abandones y te conformes con el primer trabajo que encuentres, si has estudiado pedagogía, sigue el camino.

Si sigues estas recomendaciones, antes o después conseguirás un trabajo. Ten en cuenta que las empresas siempre buscan gente con experiencia. Sin embargo, nosotros tenemos algo que otros con experiencia no tienen. Únicamente tenemos que mostrarlo.

¿Por qué es importante la pedagogía en la educación? Opinión millennial

Cuando un pedagogo entra en la carrera se plantea por qué es importante la pedagogía en la educación. Por lo general, no sabemos que hacemos para mejorar la educación. En los primeros meses de carrera nos bombardean diciéndonos que somos la clave para cambiar la educación.

Probablemente a ti también te haya pasado que los docentes del primer curso pongan una gran responsabilidad sobre ti. Eres el elegido para cambiar la educación. Sin embargo, una vez lo veas desde fuera de la facultad, verás que todo se convierte en una utopía de alguien no palpa la realidad educativa.

La pedagogía es importante en la educación por que se encarga de estudiar todos los procesos que se suceden en ella para interferir y mejorarla. Cuando desde la pedagogía se detecta una anomalía, se interviene en ella hasta que queda resuelta.

A grandes rasgos, esto es lo que dice la teoría. Sin embargo, los que conocemos la realidad educativa desde dentro, sabemos que esto no es del todo real. En este artículo trataremos de dar nuestra visión sobre lo que aporta la pedagogía a la educación.

No es un articulo científico, sino más bien un artículo de opinión de un pedagogo que vive la realidad desde los dos bandos. Un pedagogo que ha tratado de cambiar la realidad educativa, a veces con éxito, otras fracasando, pero que ha incorporado sus conocimientos pedagógicos a su practica docente.

¿Por qué es importante la pedagogía en la educación? Lo que dice la teoría.

Si las ciencias fueran como una gran familia, la pedagogía seria la madre de todas las ciencias educativa. La pedagogía cuida del resto de las ciencias educativas como si fueran sus hijas, las observa, las mima, les dice que es lo que deben hacer para mejorar, etc.

Como hemos explicado en otros artículos, la pedagogía no entra en el aula, sino más bien se queda en la puerta observando. Se mantiene a la espera de que los agentes educativos acudan para que les ayuden. Es como una especie de super héroe, que esta expectante y cuando alguien necesita su ayuda acude raudo y veloz.

La pedagogía es importante para todos los agentes educativos y para la educación por que se encarga de resolver los problemas que surjan en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Por ejemplo, cuando un alumno o alumna necesita ser reconducido, el pedagogo, que forma parte del equipo de orientación pedagógica, se encarga de establecer un camino para que el profesorado guie al alumno.

Cuando un profesor tiene un problema dentro del aula con un grupo heterogéneo, normalmente pide ayuda al pedagogo. Este hace un análisis del grupo y ofrece las pautas necesarias al docente para que cambie el rumbo de su clase.

La pedagogía, en teoría, es importante, no solo en el ámbito escolar, sino en todas las areas de la educación formal y no formal. Por ejemplo, cuando un alumno termina sus estudios y no sabe por donde empezar a buscar trabajo, el pedagogo le orienta, en relación a lo que ha estudiado para que pueda comenzar a buscar su lugar.

Por lo tanto, el pedagogo es como el bombero de la educación. Es como la madre que siempre trata de ayudar, aunque a veces se equivoca.

¿Cuál es la realidad que percibimos?

Aunque la teoría es bastante clara, la realidad que percibimos muchas veces dista de esta. Cuando empezamos la carrera nos meten muchos pajaritos en la cabeza. Cuando salimos de ella nos estampamos con un muro.

Nosotros comenzamos a trabajar en el equipo de orientación pedagógica de nuestra zona. Entramos con mucha ilusión, pero nos dimos cuenta desde un primer momento que no era lo que habíamos estudiado.

La realidad es que el pedagogo es importante para la educación por que puede intervenir en un determinado alumno o alumna para ayudarlo a mejorar. Genera planes de estudio, intervine con ellos en el caso de los colegios.

De forma extraoficial también interviene en instituciones privadas para mejorar el rendimiento educativo del niño o niña en la escuela privada. En estas instituciones suele dar pedagogía, técnicas de estudio o psicomotricidad relacional.

Ayudar al profesorado es muy difícil, ya que este es muy hermético. Solamente pide ayuda cuando esta muy desbordado o quemado. La vergüenza de tener que recurrir al orientador esta por encima de la mejora. Incluso en algunos casos el ego puede a todo lo anterior. Por ello, el pedagogo tampoco interviene tanto en los procesos de enseñanza y aprendizaje del alumnado, y mucho menos ayuda al docente.

En nuestro caso, desde el ámbito de la pedagogía, nos pareció más interesante entrar en la educación primaria como maestro de educación física. Pudimos ejercer como pedagogos desde dentro, y es una de las mayores satisfacciones.