¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a sacar mejores notas? La motivación.

Como puedo ayudar a mi hijo a sacar mejores notas es uno de los problemas más frecuentes con los que se encuentran los padres y madres. En este sentido, muchos piensan que son ellos los que tienen que ayudarlos a mejorar. Y no se equivocan del todo.

Nosotros como padres y como madres tenemos la responsabilidad de ayudar a nuestros hijos a tener mejores notas. El problema radica en que muchas personas piensan que si su hijo saca malas notas es por que no sirven para los estudios. Tendemos a culpabilizar de las notas y poner una presión que no es normal para niños y niñas de determinadas edades.

Podemos ayudar a sacar mejores notas a nuestros hijos quitándole la presión de las notas, pero sin quitarle la importancia que tienen. Debemos buscar el termino medio y aplicar otras estrategias que le ayuden a mejorar.

En este sentido, la motivación juega un papel importante en las notas de tus hijos e hijas. El sistema educativo actual es una plataforma meritocrática. Esto quiere decir que las personas que entran a formar parte de el tienen que ir escalando y haciendo méritos para no quedarse atrás. La presión a edades tempranas se la ponemos los padres y las madres a nuestros hijos. En la educación secundaria el propio sistema es el que va cargando de presión a los niños y niñas.

Nuestra intención en este articulo es dar algunas estrategias para que nosotros como padres y como madre seamos capaces de pararnos y pensar. También que podamos reflexionar para actuar en este momento que puede ser fácil o difícil para nuestro hijo.

¿Cómo puedo para ayudar a mi hijo a sacar mejores notas? Estrategias y ejemplos

Seguramente si has llegado hasta aquí es por que tu hijo ha sacado malas notas en alguna evaluación. También puede ser que tenga una racha en la que los profesores han ido llamando tu atención y la de tu pequeño sobre el valor del esfuerzo.

Por lo tanto, es la hora de tomar medidas para ayudarle a sacar mejores notas. Lo primero que debes saber es que las notas no lo son todo en la vida. Nuestro sistema educativo tiene una cantidad demencial de contenidos, que deben ser adquiridos por los niños y las niñas en un pequeño periodo de tiempo. Muchas veces 3 meses no son suficientes para lo que tienen que aprender antes de ser evaluados.

A continuación, te vamos a dar estrategias para que ayudes a tu hijo a sacar mejores notas. Estas estrategias funcionan con unos niños y con otros no, por lo que te recomendamos que seas persistente y que busques las que mejor se adapten a tu hijo.

  • Debes enseñarle la importancia de sacar buenas notas, pero no debes presionarlo por ellas. Las notas no deben ser todo y lo único.
  • Cuando tu hijo saque buenas notas en alguna asignatura o materia motívalo, dile que es muy bueno en eso.
  • Aunque saqué malas notas, tú siempre di que tu hijo es muy listo, que tiene mucha facilidad para estudiar. Cuando una persona se siente poco valido, que suspende siempre, entra en una cadena de suspensos de la que es difícil salir. No confundas esto con alabar los suspensos, tu debes decirle que ha suspendido, pero que tiene cabeza para aprobar porque es muy listo.
  • Busca momentos para sentarte con el y explicarle. Si no sabes sobre el contenido, busca momentos para aprender tú para luego explicarle.

Otras estrategias.

Para nosotros es muy importante la motivación. Por esta razón, consideramos que debes trabajarla, tanto contigo como con tu hijo. Decimos que debes hacerlo contigo, por que muchas veces los padres y las madres nos tomamos de manera personal los “fracasos” de nuestros pequeños.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Los suspensos de tu hijo o hija deben ser compatibilizados y asumidos por ellos mismos. Sin embargo, como hemos dicho anteriormente, debemos prestarle especial importancia a la parte motivacional.

El ser humano sin motivación no es nada, y en base a ello te vamos a dar otras estrategias para ayudar a tu hijo a sacar mejores notas.

  • Nunca culpabilices. No le digas al niño o la niña que no sabe hacer nada, que es un vago o que no vale para los estudios.
  • Utiliza el refuerzo positivo. Si en la evaluación pasada saco un 3 y en esta saca un 4. Aprovecha para decirle que ha mejorado, que siga así que vera que la próxima ya saca un 5.
  • Si las matemáticas o la lengua le cuestan más que otras asignaturas, motívalo para que se siente a hacer las tareas. Reconócele el esfuerzo que esta haciendo.
  • Si nada funciona, busca ayuda de un profesional. Hay muchos pedagogos y pedagogas en la calle deseando ayudar a tu hijo. Cuando los pedagogos comienzan a trabajar con el niño le enseñan a estudiar de forma global. No se centran en lo concreto, sino que enseñan a aprender. Por ello, te recomendamos la figura de un pedagogo o pedagoga, con quien tu hijo saldrá ganando siempre.