Psicomotricidad

La psicomotricidad es una de las terapias más utilizadas en algunos países para tratar las dificultades en niños a nivel físico, social y cognitivo. Se puede decir que esta terapia tiene unos resultados muy buenos.

Sin embargo, tenemos que ser cuidadosos con el tipo de psicomotricidad en el que incluimos a nuestro hijo o hija. Debido a la gran cantidad de tipos de psicomotricidad, se están produciendo mal entendidos.

En esta pagina les explicaremos la psicomotricidad en todas sus vertientes, aunque nos centraremos en la terapéutica, que es la más recomendada, incluso para niños con un desarrollo normalizado.

También hablaremos de los tipos de psicomotricidad, para que cuando vayamos a elegir nuestra terapia sepamos cual estamos eligiendo. Finalmente, y más orientado a los profesionales psicomotricistas, pondremos a disposición de ellos una serie de actividades y recursos materiales.

¿Qué es la psicomotricidad?

La psicomotricidad es el conjunto de estrategias que trabajan a las funciones motrices y cognitivas del ser humano. La definición psicomotricidad que propone la real academia de la lengua española, nos sitúa en dos ramas.

Por un lado, nos habla de funciones motrices o funciones motoras. Se puede decir que estas enmarcan una gran variedad de aspectos, desde el movimiento dinámico o los desplazamientos hasta los movimientos más estáticos como el control postural. Sin esto no se queda aquí, desde la psicomotricidad también se trabajan aspectos más específicos como la motilidad, o lo que es lo mismo, la motricidad gruesa y la motricidad fina. También se trabaja la prensión y el tono.

La motricidad gruesa es coordinación que tenemos las personas para hacer grandes movimientos como el caminar, correr, gatear, nadar, etc. No debemos utilizar nunca la palabra psicomotricidad gruesa, ya que está mal expresada.

Por su parte la motricidad fina es más específica. Para utilizar la fina debemos controlar ya la gruesa. La fina son aspectos como escribir, recortar, doblar ropa, cerrar una cremallera, etc. Tampoco debemos confundir motricidad fina con psicomotricidad fina, ya que la segunda no esta bien dicha. El termino correcto es la primera.

La presión por su parte tiene que ver con el dominio que tenemos de las manos. El tono esta relacionado con la fuerza que tenemos. El primero esta vinculado a la motricidad fina mientras que el segundo lo esta con la motricidad gruesa.

Por otro lado, la definición de psicomotricidad también habla de funciones cognitivas. Estas tienen una amplia gama que incluyen la atención, la orientación por el espacio, la memoria, el lenguaje, las funciones ejecutivas, la cognición social, etc.

La psicomotricidad según los autores

Para hablar brevemente de los autores de la psicomotricidad, tenemos que nombrar algo de historia. Muchas personas se preguntan quien invento la psicomotricidad o quien creo la psicomotricidad. Para responder a estas preguntas tenemos que pensar en tres hombres.

Todo comienza en el siglo XIX. Ernest Dupreé le comienza a dar forma a lo que ahora mismo conocemos por psicomotricidad, dándole un enfoque terapéutico. Al mismo tiempo Wallon también realiza estudios en psicomotricidad. Pero no es hasta mediados del siglo cuando el doctor Julián de Ajuriaguerra comienza a realizar la psicomotricidad terapéutica o reeducación psicomotriz y le da un cariz científico.

Sin embargo, a partir de finales de los años 60, surgen otros dos hombres que iban a revolucionar el mundo de la psicomotricidad. Ellos son Bernard Aucouturier y Andre Lapierre. Ellos son los padres de lo que ahora conocemos como la psicomotricidad relacional.

A partir de este momento surgen dos movimientos. El primero es el que seguía con la idea de Julián de Ajuriaguerra, una psicomotricidad dirigida. El segundo es el propuesto por Bernard Aucouturier y Andre Lapierre con una psicomotricidad libre, vivenciada o relacional.

La psicomotricidad de Julián de Ajuriaguerra consiste en una reeducación pedagógica a través de lo que propone el adulto. Se basa en la realización de juegos motrices a través de un circuito. Todo sale en la sesión como el adulto quiere.

Por su parte la psicomotricidad vivenciada o relacional de Aucouturier y Lapierre es libre. Es el niño un ser global, tanto en lo afectivo, en lo motor o en lo cognitivo. Durante la intervención el niño juega libremente, centrado en su deseo y espontáneamente. Cada persona tiene su ritmo y es respetado.  

¿Cuál es la importancia de la psicomotricidad?

Se puede decir que la psicomotricidad es importante para el ser humano en los primeros años de vida por que es el momento en el que se desarrolla. Hay que estar vigilante con todos los aspectos subyacentes a nivel motor, cognitivo y social.

 A nivel motor, como hemos hablado, ayuda a comprender al niño y sus movimientos. La evolución que presenta a nivel de motricidad fina y gruesa.

A nivel cognitivo podemos la evolución del niño a través de las funciones ejecutivas, al mismo tiempo de ver su nivel de atención, concentración y memoria, entre otras.

Por último, a nivel social, es algo muy importante, ya que podemos ver con la psicomotricidad como se relación el niño con sus iguales y con el adulto. También el surgimiento de las emociones y su nivel afectivo, entre otras muchas cosas.

Beneficios de la psicomotricidad

Entre los beneficios de la psicomotricidad podemos encontrar la conciencia por su propio cuerpo. Como se siente cuando esta quieto y como se siente cuando esta en movimiento. También se percibe en el niño sus habilidades en psicomotricidad óculo manual. Entre otras cosas las personas que trabajan con ellos se encargan de observar de una forma directa como es desarrollo psicomotriz.

Ayuda en la adquisición del esquema corporal, es decir, en como el niño es capaz de ver su propio cuerpo. En este sentido, es también capaz de controlarlo. Dominar mejor los movimientos que realiza. Por otro lado, mejor su lateralidad, control postural y el equilibrio.  

Otros beneficios, ya a nivel cognitivo son las habilidades que adquiere el niño para mejorar la memoria, la atención y la concentración, favoreciendo en gran medida la creatividad. Por otro lado, adquiere habilidades de percepción espacial y entre personas que son de gran valor para su futuro.

Finalmente hablando del ámbito socio afectivo es importante decir que el niño en las sesiones puede expulsar toda su impulsividad, gastar toda la energía que tiene dentro y buscar con ello un equilibrio afectivo.

También se mete en un grupo de iguales o con el adulto, lo que ayuda a mejorar las habilidades en el juego grupal, reduciendo sus temores y aumentando su construcción de la personalidad, teniendo un mejor autoconcepto y una mayor autoestima.

¿Qué hace el psicomotricista?

El psicomotricista es el profesional que se encarga de facilitar la psicomotricidad. En este caso, responder a esta pregunta es complicado si no sabemos a que rama de la psicomotricidad se dedica. Como hemos dicho, actualmente hay dos corrientes, la psicomotricidad dirigida, y la psicomotricidad relacional o vivenciada.

Un psicomotricista de la psicomotricidad dirigida aplica técnicas rehabilitadoras, programa actividades que considera importantes para la niña. Se centra en trabajar lo cognitivo y lo motor.

Por su parte, el psicomotricista relacional, el que consideramos más completo, sin desprestigiar a los dirigidos, que también hacen un gran trabajo, se encarga de facilitar. Esto tiene un carácter reflexivo dentro de su práctica. El niño o la niña como hemos dicho juega libremente, pero el psicomotricista debe ir facilitando situaciones para que el niño por si solo las acepte y crezca.  

En ese caso el papel del psicomotricista es el de facilitador y favorecedor de diferentes aspectos, tanto motrices como cognitivos y sociales. En la practica resulta algo más complejo para el adulto, pero más beneficioso para la niña.

La figura del psicomotricista además ofrece seguridad al niño para expresarse libremente. Deben generar un vinculo afectivo y de seguridad para que todo pueda fluir libremente. El psicomotricista también se mantiene a la escucha de todo lo que diga el niño, lo que le sirve para ofrecer las mejores estrategias.

El psicomotricista en las sesiones debe conseguir que el niño viva el pacer sensoriomotor cuyo origen es propioceptivo y debe aceptar las propuestas simbólicas, ya sean agresivas o fantasmáticas. Su papel en todo momento será el de hacer evolucionar todas las propuestas.

La sala de psicomotricidad

Es el espacio donde se desarrollan las sesiones de psicomotricidad. Este espacio tiene que ser lo mas amplio posible, pero también muy acogedor. La luz preferiblemente debe ser natural y si puede ser que no haya obstáculos como escaleras, columnas o barreras.

En la sala tienen que haber armarios para guardar el material que no se utiliza, pero se le debe dejar claro al niño que no puede cogerlo por que no esta disponible. Debe tener una decoración, materiales como rulos, colchonetas, espalderas, etc.

Debemos tener cuidado con las ventanas, salidas del especio, rincones, etc. Las ventanas por ejemplo no pueden estas abiertas si la sala esta en la altura. Los rincones acristalados por ejemplo tenemos que taparlo, ya que producen distracciones no deseados en la sala.

Aunque se presupone, es importante indicar que en la sala no debe haber a la vista objetos que supongan un riesgo para las niñas y niños. Debe estar todo seguro para que no corran riesgos.

En definitiva, la sala de psicomotricidad debe estar constituida para la niña y el niño, siempre desde una perspectiva del cuidado y del placer por el juego. Al fin y al cabo, el aprendizaje y la mejora se llevarán a cabo en este espacio, que debe ser placentero para los niños.

¿Qué no es psicomotricidad terapéutica?

Para finalizar este apartado, tenemos que decir cuáles son las cosas que se salen de nuestra concepción de psicomotricidad. Nosotros creemos en la psicomotricidad relacional o vivencial. Por ello para nosotros no es útil montar un circuito psicomotricidad. Probablemente para los que defiendan la dirigida si será importante.

A pesar de ser una disciplina que cada vez esta más de moda, tenemos que decir que la psicomotricidad acuática, no esta dentro de nuestra perspectiva de lo que es la psicomotricidad. Es cierto que se realizan movimientos, pero nos cuesta encontrar como se puede trabajar a nivel cognitivo y social sumergido en el agua.

Por último, tampoco consideramos psicomotricidad a la kinesiología. Son dos ciencias totalmente diferentes, a pesar de que muchos indiquen que la segunda fue la propulsora de la primera. La kinesiología la percibimos como algo mas espiritual, siempre desde el desconocimiento, que trata más de detectar los desequilibrios del organismo a través de la terapia natural y la respuesta del cuerpo. Sin embargo, la psicomotricidad va muchísimo más allá.

Es importante mencionar que, para nosotros, a pesar de que existen muchos tipos de psicomotricidad, que en realidad son terapias que tienen un valor, se lo damos en mayor medida a la psicomotricidad relacional. Consideramos que es a nivel terapéutica lo que mas funciona y la que tiene mejores resultados.

La psicomotricidad relacional hace evolucionar al niño. La psicomotricidad acuática, sin desprestigiarla, debemos conocer todavía los beneficios que aporta a la psicomotricidad dentro del sistema. Sin embargo, para no confundirlas consideramos que es importante que conozcas todos los tipos.




Tipos de psicomotricidad

Existen multitud de tipos de psicomotricidad. Como hemos dicho la psicomotricidad vivenciada o relacional es la que mejores resultados aporta, pero es importante conocer el resto para tener una visión mas global.

Psicomotricidad vivenciada o Psicomotricidad relacional

Tal y como venimos diciendo, la psicomotricidad relacional es una terapia que se basa en la concepción de la persona como un todo. Sabe que todo está vinculado, el movimiento, las emociones, el cuerpo, la cognición, etc.

La psicomotricidad se desarrolla a través del juego libre. La niña es la que decide que quiere hacer y como lo quiere hacer. El psicomotricista tan solo es el facilitador para que este lo consiga. Sin embargo, va poco a poco introduciendo cambios y modificaciones para ayudar al niño a crecer.

Se trabaja desde la afectividad y la seguridad en las relaciones, favoreciendo las conquistas y que los niños y niñas se conozcan, digan lo que sienten, imiten a los adultos, etc. Es favorecedora de la construcción de la identidad.

Desde la psicomotricidad relacional se trabaja infinidad de aspectos tales como la tolerancia a la frustración, la capacidad de espera, la comunicación, la resolución de conflictos, los miedos, la autoimagen, la autoestima, la agresividad, los trastornos del vínculo, el autismo, discapacidades físicas, la autonomía, la gestión emocional, la inhibición, el trastorno por hiperactividad, la discapacidad psicomotora, el mutismo selectivo, la integración social, las normas y los límites, la relación con el adulto, la relación con los iguales, etc.

Psicomotricidad infantil

Es la que se imparte en los colegios y en los jardines de infancia. Tal y como hemos visto tiene objetivos pretenciosos en muchos centros, no en todos, pero si en muchos. Hemos de decir que en algunos casos solamente se realizan circuitos con todos los niños en fila.

En otros casos se mantiene una estructura, pero los niños no pueden hacer o juegan a lo que desean en cada momento. Otros centros realizan clases de gimnasia o de educación física en las salas de psicomotricidad, etc.

En definitiva, esta bastante alejado de lo que se realiza en los centros de intervención.

Psicomotricidad dirigida

Es un tipo de psicomotricidad, que tiene un objetivo reeducativo, pero que también la podemos encontrar en algunas terapias. El adulto establece los objetivos que quier alcanzar y realiza un circuito, como hemos dicho anteriormente. En este circuito se realizan actividades con los aros, con cuerdas, con material de goma espuma, etc.

Todos los niños deben pasar por las mismas actividades, sin importar sus condiciones y la soltura con la que puedan llevarlas a cabo. Con ello se consigue que se vayan superando, pero nuestra pregunta es ¿Con que sentido?

Psicomotricidad preventiva

La psicomotricidad preventiva se puede realizar con cualquiera de los tres tipos de psicomotricidad que vimos anteriormente. En este sentido, consiste en el desarrollo de la función simbólica, del placer, del jugar, del crear, etc. aportando seguridad al niño.

Tiene como objetivo ayudar a los procesos de aseguración de la niña, permitiendo que no sea necesaria una intervención en el futuro. En Latinoamérica hay un amplio concepto de la psicomotricidad preventiva, pero básicamente viene a decir que mediante la psicomotricidad se trabaja previamente al surgimiento de futuras necesidades.

En España tiene el nombre de atención temprana, aunque allí se relaciona con la aparición de los primeros síntomas que muestran alguna dificultad en los primeros años de vida. Y la psicomotricidad es una de las herramientas de la atención temprana.

Psicomotricidad en casa

Algunas asociaciones, sobre todo en Latinoamérica, están comenzando a proponer ciertas actividades en para realizar en casa.

Estas actividades son realizadas con los recursos que tengamos en casa. Por supuesto la psicomotricidad que se realiza es la dirigida. Solo los profesionales de la psicomotricidad relacional o vivenciada pueden trabajar los aspectos a los que el resto de las personas no llegamos.

Este tipo de psicomotricidad trabaja la parte motriz, aunque también por diversas circunstancias pueden llegarse a trabajar aspectos de la psique. Por ejemplo, si ponemos un salto demasiado alto, el niño puede tener miedo, pero al animarlo podemos estar ayudándolo a superar ese miedo.

Psicomotricidad adultos

Es mucho menos habitual. Por norma general se realiza a través de talleres. Se puede trabajar la psicomotricidad dirigida y la psicomotricidad relacional. Sin embargo, por norma general se trabaja la dirigida, ya que los adultos tenemos menos capacidad para simbolizar como lo haría un niño.

Psicomotricidad en adultos mayores

Es la psicomotricidad de la tercera edad. Este termino es parecido al anterior, aunque en este caso se tienen otros objetivos. Con los adultos mayores se trabaja como si fuera una gimnasia. Aparecen ejercicios de flexibilidad, resistencia, aumento de tono, equilibrio, velocidad de reacción, atención, memoria, autonomía personal, etc.

Estimulación temprana

Podemos decir que es la psicomotricidad de bebes. En este caso se suele trabajar también como talleres, pero el psicomotricista es un facilitador. También se trabaja desde la psicomotricidad dirigida, pero en este caso son los padres y madres los que acuden al taller para recibir instrucciones para hacer con sus hijos.

Psicomotricidad online

Este tipo de psicomotricidad es imposible. Aunque es parecida a la que se hace en casa. A pesar de ello hay personas que tratan de realizarla. Lo intentan a través de videos, por video conferencias, etc. Intentan hacer psicomotricidad dirigida con una persona que les va dando las indicaciones. Esta orientada para niños con supervisión de los padres y para personas mayores.

Consideramos que no se puede hacer por que hay muchos aspectos externos que no favorecen a su desarrollo.

Psicomotricidad musical

Los defensores de esta disciplina defienden que el movimiento de la música, la coordinación, la manipulación de objetos, la elaboración con músicas y melodías de fondo favorece al desarrollo de la motricidad gruesa. Indican que la música siempre esta asociada al movimiento y que en este caso no iba a ser diferente.

Por su parte la motricidad fina se trabaja a través de movimientos con las manos. Al ritmo de músicas mas lentas o más rápidos se realizará movimientos con los dedos. Algo complejo de entender, pero seguramente bonito de ver en una sesión.

¿Cómo es una sesión de psicomotricidad vivencial o relacional?

Antes de adentrarnos en los juegos, creemos que es importante acercar a madres y padres a lo que se hace en una sesión de psicomotricidad relacional. En este sentido, tenemos que decir que la sesión consta de tres partes principales; ritual de entrada, parte principal o de juego y representación y ritual de salida.

En primer lugar, nos encontramos con el ritual de entrada. En él, los psicomotricistas hablan con el niño o la niña en una especia de asamblea inicial, donde mencionan lo que los niños deseen. La función principal es que los pequeños sean conscientes del lugar en el que se encuentran, conseguir una escucha colectiva o individual y crear una disponibilidad corporal.

El ritual dura en torno a los 10 minutos para grupos grandes y 3 o 4 minutos para el trabajo individual. También según las dificultades que tenga el menor, el ritual se alarga o se hace más pequeño.

A continuación, nos encontramos con la parte principal o de juego. En esta es la fase en la que se trabajan los aspectos principales a través del juego. El niño o la niña juega siguiendo su propio deseo y con la intervención del psicomotricista que ayuda y facilita el proceso de crecimiento y afirmación de los pequeños.

La representación será el momento en el que los pequeños hagan un dibujo, hagan figuras de plastilina, construyan o muestren lo que hay realizado durante la sesión. Habrá un tiempo para elaborar y otro tiempo para contar.

En ultimo lugar, tenemos el ritual de salida. Hay que ser consciente de que la asesino se acaba y debemos despedirnos. Es una adaptación de la realidad a través del lenguaje. En ocasiones se puede hablar de lo que se ha vivido, pero siempre según el tiempo que quede.

Juegos y actividades psicomotricidad

Tal y como hemos dicho anteriormente creemos y defendemos la psicomotricidad relacional como la mejor terapia para los niños y niñas con necesidades especiales. Por lo tanto, si nosotros colocáramos aquí una lista de actividades estamos manifestando un acercamiento a la psicomotricidad dirigida.

Como hemos dicho, la psicomotricidad relacional se trabaja desde el juego libre. Sin embargo, el psicomotricista es favorecedor de este juego. Tiene que preparar la sala antes de comenzar a trabajar. La pequeña planificación que hace es a través de los materiales que coloca en la sala, pensando en como favorecerán al niño. Desde este espacio hacemos un pequeño repaso por la colocación de los materiales en la sala. Sin profundizar mucho, ya que el juego con los niños surge y nunca sabrás hacia donde va.  

La espaldera

Es uno de los materiales fundamentales en la sala. Se trabaja con ella tanto aspectos físicos como aspectos cognitivos. Entre los aspectos del desarrollo motriz podemos encontrar los saltos, subir y bajar, agarrarse con fuerza de los barrotes, etc. Entre los cognitivos, el principal es miedo. En los niños y niñas surge mucho miedo a subir mas de dos escalone, a medida que pasa el tiempo se van acostumbrando y suben más alto. Se consigue aquí.

El paracaídas

Otro de los grandes materiales de la sala. Surgen montón de juegos a nivel motor (subir, meterse debajo, el efecto pinza, levantarlo, subirlo, etc.) y a nivel cognitivo (asustar al otro, miedo a entrar, memoria, atención, etc.) Se consigue aquí.

Psicomotricidad con globos

Un recurso muy bueno, ya sea con los niños de pocos años, como con los mayores de 7. Es un buen material que da muchas cosas, pero no es recomendable sacarlo mucho. Saltos, patadas, subir, agarrarlos de un lado a otro, jugar a lanzarlos, exportarlos, etc. Estos son algunos de los juegos que se desarrollan a nivel motor, pero a nivel cognitivo y social son otros tantos como el miedo a oírlo explotar, la exploración del placer, las preferencias, etc.

El columpio

Se puede hacer de diferentes formas, puede ser un columpio que cuelga del techo, puede ser una tela con forma de balancín, puede hacerse con la ayuda de las espalderas, etc. Lo interesante de este material es las habilidades motrices que permite trabajar. También desde el ámbito de la psico es muy rico en propiedades (miedos, placer, integración, afirmación, etc.) Se consigue aquí.

Los periódicos viejos

¿Te habías planteado alguna vez utilizar este material? Se debe expandir por toda la sala, mucho, que le llegue a la altura de los tobillos a los niños. A continuación, ellos empezaran a jugar y a crear. Lo tiran al aire, hacen aviones, mascotas, bazucas, espadas, etc. ¡Arriba la imaginación!

El material de goma espuma

Este es un clásico del que poco hay que decir, tenemos escaleras, colchonetas, subidas, bajadas, pendiente, rulos, cilindros, donut, etc. Material que da para infinidad de usos. Además, por su calidad es bastante duradero. Los niños y niñas disfrutan mucho con este material. colócalo por diferentes lugares de la sala y veras lo que sale. Se consigue aquí.

Las pelotas

Otro clásico de la psicomotricidad. Las hay de muchos colores y tamaños. Los pequeños trabajan tanto a nivel motor como a nivel cognitivo. Hacen partidos, las tiran de un lado a otro, las lanzan al psicomotricista, las envían a aire, etc. Se consiguen aquí.

Las telas

Las telas son un material acogente. Por lo general los niños y las niñas lo utilizan para simbolizar. Se lo ponen de disfraz, se hacen un velo, atan al otro como si fueran un caballo. Muchos juegos salen con las telas.

Los churros o las picas de psicomotricidad

Material de guerra. Con este objeto los niños suelen pelear simbólicamente. Se utiliza para que saquen toda la agresividad que tienen dentro, pero sin causar dolor a nadie. A veces también crean juegos de brujas o de disparos. Se consiguen aquí.

Aros

Los aros son menos utilizados, pero también muy útiles. Dan algo de juego sobre todo con los niños más pequeños por que es a quien les llama la atención. Se consiguen aquí.

Los ladrillos

Este es un material increíble. Es de los mejores que podemos encontrar. Se utiliza para la construcción, pero a veces también los utilizan como zancos. Cada vez que salen los ladrillos en la sala los niños y niñas tienen infinidad de usos a modo de construcción. Te recomiendo que los utilices. Se consiguen aquí.

Las cuerdas

Son el Cordón umbilical, un material imprescindible para usar en la sala de psicomotricidad cuando se quiere ganar el vínculo. Aportan muchos beneficios al juego y salen diferentes juegos. Es un material que tenemos que utilizar si o sí.

Cinta tracción psicomotriz

Es una cinta en la que el juego simbólico puede surgir fácilmente. Esta especialmente indicada para el juego en grupo. Los niños por lo general la utilizan para atar, para sujetar cosas, para disfrazarse. Deja que ellos inventen. Se consigue aquí.

Instrumentos musicales

Otro material para sacar de vez en cuando. Les encantan a los niños y la creatividad saldrá a reducir. Eso sí, esperamos que tengas un grupo pequeño o sepan tocarlos muy bien.

El agua

No creemos en la psicomotricidad acuática, pero si que podemos meter en agua en psicomotricidad relacional. Has probado a utilizarla como elemento dentro de una sesión. Como recomendación, en esta sesión aparta todos los materiales de goma espuma y trae una buena fregona, pero la diversión de los niños y el proceso de afirmación y seguridad personal está asegurada.

Imaginación

La psicomotricidad relacional no es un ámbito cerrado. La terapia psicomotriz permite que los profesionales puedan inventarse los materiales y las sesiones, siempre con una lógica. Esa lógica la tienen bien sabida ellos y ellas. Pueden general con cualquier material un contenido de aprendizaje motriz y de crecimiento cognitivo. Solo es necesario un poco de imaginación y conocimiento de sus casos.

Psicomotricidad sin material

No existe. Es bastante compleja, siempre deberemos tener algún material para que surja algo. Sino corremos el riesgo de que os niños se queden jugando al escondite, el pilla pilla u otros juegos tradiciones. Estos pueden surgir con material, pero no son tan interesantes sin el apoyo de los objetos. Aun así, te animamos a probar, pero es difícil para cumplir los objetivos.

Materiales de psicomotricidad

Te dejamos aquí una lista de materiales que puedes comprar a través de amazon si no los encuentras por la zona donde vivas. Hacemos la misma clasificación que arriba.

Espaldera para psicomotricidad

Paracaídas para psico

Culumpio para psicomotricidad

Material de goma espuma para psico

Ladrillos para psicomotricidad

Pelotas de psico

Churros o picas de psicomotricidad

Otros materiales de psicomotricidad

Libros de psicomotricidad

Si quieres conocer mas sobre psicomotricidad, te dejamos algunos libros de carácter gratuito y otros de amazon.

Libros gratis de psicomotricidad

Fundamentación de la práctica psicomotricidad vivenciada o relacional. Propiedad de academia.edu

Psicomotricidad. Guía de evaluación e intervención. Propiedad de uv.mx

El desarrollo de la psicomotricidad de acuerdo a las distintas etapas evolutivas. Propiedad de waece.org

Libros recomendados de psicomotricidad