Ejemplos de juego heurístico. Pautas para realizarlo con tu hijo.

Pensar en ejemplos de juego heurístico es algo recurrente en los últimos años. Muchos profesionales de la pedagogía o de la psicopedagogía recomiendan a los padres realizar esta práctica. Con la idea de mejorar el desarrollo de los niños y niñas los profesionales dan una serie de pautas que los padres deben aplicar.

Sin embargo, no siempre los pedagogos somos lo suficientemente claros para explicar esta practica. Seguramente te haya pasado que el profesional que trabaja con tu hijo te haya dado algunos consejos, pero a la hora de aplicarlos te sientas perdido. También es posible hayas oído hablar del juego heurístico a otros papas y quieras aplicarlo.

Algunos ejemplos de juego heurístico podrían ser los siguientes:

  • Juego con piedras
  • Juego con botones de colores
  • Realización de torres con tapas de botellas.
  • Clasificación de hojas de arboles
  • Juego con muñecas de trapo
  • Manipulacion de limones, etc.

Explicado de esta manera puede resultar algo engorroso. Esto son solo algunos ejemplos de juegos con materiales que podemos realizar. Sin embargo, para una mejor compresión pensamos que lo primero es explicar que es el juego heurístico, poner algunos ejemplos de sus fases y finalmente explicar estos ejemplos que hemos puesto.

Ejemplos de juego heurístico. ¿Qué es este tipo de juego y con quien se realiza?

En primer lugar, consideramos que es importante explicar a nuestro modo que es el juego heurístico. Para hablar de él, tenemos que hacer mención a Elinor Goldschmied, la impulsora de esta teoría. Ella observo que el niño o la niña aprendía de una forma más correcta objetos naturales y a través de la libertad que estos le dan.

En sus teorías iniciales explicaba que se debía desarrollar este juego con niños y niñas de entre uno y dos años. En este momento ellos tienen más interés por objetos sin significado aparente que por juguetes.

El juego heurístico es un tipo de entrenamiento para los niños y niñas, preparado por un adulto y que se realiza con objetos que nada tienen que ver con juguetes convencionales. Se utilizan objetos que son combinables entre si y con los que el niño pueda apilar, abrir, cerrar, introducir u ordenar.

Para que este juego sea posible es muy importante la participación del adulto, ya que se encarga de proporcionar el material y de vigilar que no ocurra nada con el. Aunque la autora habla de un periodo que va desde los 1 hasta los 2 años, nosotros consideramos que esta edad puede incrementarse hasta los 6 o 7 años.

Como un apunte para nuestros lectores más mayores, decir que el juego heurístico es aquel que ellos practicaban. Seguramente si les preguntan a vuestros abuelos, os dirán que ellos jugaban con una lata, con las chapas de las botellas o con el papel platino haciendo una pelota.

Fases de esta teoría

Como en todos los métodos planificados, debemos saber que hay que cumplir unas fases bien diferenciadas. Estas son importantes, pero no son vitales para que se produzca el aprendizaje del niño o la niña.

Lo cierto es que cuando los pedagogos explicamos esta metodología y damos las pautas a los padres se nos olvida hablar de estas fases. Como decimos son importantes y deben seguirse pero sin volvernos locos.

Para aplicar el juego heurístico debemos seguir tres fases. Estas son la de preparación, la de juego y la de finalización. Si marcamos bien las fases el niño o la niña conseguirá una estructura única a la hora de jugar.

En primer lugar, la fase de preparación es exclusiva del adulto. Este elige el material con el que el niño o la niña va a jugar. Lo prepara y lo sitúa en un espacio cómodo. Elige también la distribución del material para que luego los menores seleccionen y manipulen.

En la segunda fase, el protagonista es el niño. El juega con los materiales que ha preparado la persona adulta. Construye torres, apila, destruye, introduce objetos en los materiales, etc. El papel del adulto en este caso es supervisar. Recuerden que estamos hablando de niños y niñas pequeños que tienden a llevarse las cosas a la boca. También están en una continua búsqueda de la experimentación.

Por último, en la tercera fase se debe producir la recogida del material. Aquí es muy importante que el adulto module y ayude en la separación de este, por ejemplo, las tapas por un lado y las piedras por el otro. Es importante que les reconozcamos lo realizado cuando terminen de recoger.

Ejemplos de juego heurístico.

Una vez tenemos claro lo que es el juego heurístico, trataremos de poner algunos ejemplos con los materiales que hemos indicado anteriormente. También con otros que podréis utilizar. Muchos seguidores de la pedagogía Montessori les sonará estas actividades. Ella era una gran seguidora de Elinor Goldschmied.

También debemos mencionar la pedagogía activa como otro de los métodos que hacen uso de esta teoría. En pedagogía todo esta relacionado y como hemos dicho en otros artículos, la educación se complementa de los diferentes métodos que podemos usar. No debemos quedarnos únicamente con uno.

A continuación les vamos a dejar varios ejemplos de juego heurístico para que podáis aplicar en casa:

MaterialFase de preparaciónFase de juegoFase final
Botones, arroz y monedasLos separamos en bolesEl niño manipula los tres materiales y seguramente los apile o los tire de un lado a otroRecogemos cada material en su bol.
Tapas y culo de botellaCortamos por la mitad una botella de 8 litros de agua. Pegamos cinta adhesiva por los bordes e introducimos dentro tapas.El niño seguramente saque y meta las tapas y las apile o alinee. Dejemos que invente.Volvemos a meter las tapas en la botella.
Calderos y cucharas (pequeñas y grandes) Colocamos las cucharas alrededor de los calderos.El niño moverá las cucharas de un caldero a otro. Dejémosle libertad a ver lo que hace.Metemos las cucharas grandes en un caldero y las pequeñas en otro
Limones, Naranjas y hojas de arbolesLos separamos por color y nos sentamos en una manta.Debemos dejar que el niño manipule libremente.Las separamos

Esperamos que te sean de utilidad estos ejemplos. Sin embargo, te recomendamos que busques los tuyos de forma creativa. Hay cientos de materiales y nuestros hijos están deseando explorarlos y utilizarlos.