El informe pedagógico. Ejemplos, apartados, utilidad y como redactarlo.

El informe pedagógico es una de las herramientas más potentes que tenemos los pedagogos y pedagogas. Lo utilizamos en diversidad de contextos y para diferentes finalidades. Aunque cumple una función especifica, es un nexo de unión entre diferentes profesionales.

Si te ocurre lo mismo que a nosotros, que durante la carrera nadie te enseño a hacer un informe pedagógico. Si estas cansado de hacer planeaciones, unidades didácticas, estudios comparativos, etc. Pero lo que realmente necesitas es saber como hacer un informe pedagógico, aquí, en Pedagogía Millennial te lo vamos a mostrar.

Un informe pedagógico es un escrito realizado por un pedagogo sobre un sujeto o grupo de sujetos, en el que se describen una serie de dificultades, como se han descubierto y que soluciones hay para ellas. Es un documento totalmente legal ante cualquier estamento oficial y describe la situación actual y futura del sujeto de análisis.

Este escrito puede ser utilizado para obtener becas, recibir apoyo medico, informar a otros profesionales que atienen al sujeto, etc. También puede ser utilizado en juicios si tiene un carácter pericial y es realizado por un perito pedagógico.

¿Para que sirve el informe pedagógico?

Una de las cuestiones que nos planteamos antes de realizar un informe es para que va a servir. Nos planteamos si el documento va a llegar a alguna parte y si tiene alguna validez. No queremos que nuestro trabajo acabe en la nada, y solamente sea algo que hemos hecho.

Sobre la segunda cuestión, es importante que sepamos que nosotros, los pedagogos y pedagogas, cuando obtenemos el titulo de pedagogía estamos consiguiendo un reconocimiento. Tener un titulo indica que tenemos unos conocimientos sobre la materia, que pueden ser compartidos o no. Sin embargo, somo una autoridad en la materia, por lo que nuestros informes son validos ante cualquier estamento.

El informe pedagógico sirve para describir la situación actual de un sujeto y para hacer recomendaciones para obtener una mejoría. A grandes rasgos esto posibilita el intercambio de información entre familiares, administración publica, personal medico y otros profesionales que trabajan con el sujeto.

Le sirve a los familiares del sujeto o grupo de sujetos sobre el que se realiza el informe para conocer el estado actual de la persona. También es de utilidad para seguir las recomendaciones que realice el pedagogo o pedagoga para que este sujeto mejore en las diferentes áreas del desarrollo.

A la administración publica le sirve para conocer el estado del sujeto y el trabajo que se va a realizar con el. La finalidad suele ser la de obtener becas o ayudas para la financiación del tratamiento. En ocasiones también sirve para comprobar si el trabajo de años anteriores ha servido y es de utilidad seguir con el.

Por su parte, al medico y otros profesionales que trabajan con el sujeto, le sirve para conocer el estado de la persona. Esto les servirá para establecer unos objetivos determinados y coordinar el trabajo con el pedagogo o pedagoga.

¿Qué apartados tiene el informe pedagógico?

Si quieres hacer un buen informe pedagógico, has de saber que necesitas realizar una serie de apartados. Pero tampoco los sigas al pie de la letra, ya que cada pedagogo o pedagoga le da su toque personal.

Los apartados que nosotros utilizamos son los siguientes:

ApartadoContenido
1. Datos identificativosEn este apartado se ponen los datos identificativos del sujeto. (Nombre, fecha de nacimiento, edad, curso, etc.)
2. Datos descriptivos (opcional)En este apartado se pueden citar informes previos, mencionar los signos que han llevado a hacer un informe pedagógico, los profesionales que han derivado al sujeto a nosotros, etc.
3. Introducción, antecedentes o situación actualAquí se hablará de la situación actual del sujeto. Mientras que en el apartado anterior solo se habla de signos, por ejemplo, signos de TDH, en este se desarrolla. Se hablará de todo lo que sucede, por ejemplo si se levanta, si es irritable, etc.
4. Objetivos de trabajoUna vez hablemos de la situación, debemos empezar a buscar soluciones. Los objetivos se redactan en en infinitivo y muestran aquello que se pretende conseguir.
5. Instrumentos de análisis (Opcional)Solo hablar de ellos si se ha utilizado alguna prueba. (Por ejemplo, cuando hablamos de un sujeto TEA, si se ha pasado el ADI-R a la familia, una observación, entrevista, etc.)
6. Evolución (opcional)Solo hacer si se ha realizado un trabajo pedagógico con el sujeto. Debe haber un informe previo.
7. Conclusiones y recomendacionesEste es un apartado muy importante. Si no se realiza el 5. y el 6. mejor llamarlo recomendaciones. En el hablamos de lo que se podría hacer con el sujeto y el trabajo a realizar en casa, por el pedagogo y por otros profesionales.

¿Cómo redactarlo?

Una vez tenemos los apartados, que tal y como decimos, le podemos dar un toque personal o podemos hacerlos a nuestros gusto, debemos comenzar a redactar. Esto es otra cuestión compleja, ya que cada persona redacta de una manera diferente a la otra. Sin embargo, hay una serie de pautas que podemos seguir.

Los datos identificativos no tienen que suponer ninguna dificultad. Simplemente se escriben. Eso si, debemos asegurarnos siempre que están bien, ya que podemos caer en el error fácilmente, sobre todo si hacemos muchos informes.

Los datos descriptivos también los podemos redactar por puntos o con guiones, simplemente diciendo que esta derivado por, que tiene este informe y tiene este otro.

En los antecedentes debemos describir a la perfección por que acude el sujeto a nosotros, que es lo que se ha detectado y que situaciones se dan en sus contextos. Hay que describirlo al pie de la letra. Aquí no hay interpretaciones personales.

En cuanto a los objetivos, como hemos dicho se redactan en infinitivo y deben describir el trabajo que va a realizar el pedagogo u otros profesionales con el sujeto.

Los instrumentos de análisis se utilizan para emitir el diagnostico. Si el sujeto ya lo tiene no es necesario, pero si somos nosotros los que vamos a emitirlo son obligatorios. Debemos redactarlo y poner los resultados que nos aporten.

En el caso de un trabajo previo, debemos poner la evolución. Es muy importante para ver si el trabajo funciona o no. Se redacta en pasado y presente, teniendo en cuenta informes anteriores.

Por último, las conclusiones y recomendaciones deben aportar a las familias y otros profesionales pautas de actuación tanto en casa como en la intervención con el sujeto. Se debe redactar en futuro y condicional (Seria recomendable que… Podemos hacer con él… etc.)

Ejemplos de informe pedagógico

Una vez hemos hablado de todo, desde Pedagogia Millennial les vamos a proporcionar algunos ejemplos de informe pedagógico. Desde el principio les estamos diciendo que hay muchas formas de hacerlo, que la nuestra no debe ser la mejor ni la peor. Por ello en este apartado les vamos a dejar un ejemplo de nuestro informe pedagógico y ejemplos de otras web.

Esperamos que les sean de utilidad, ya que hacer un informe siempre es algo muy personal, por lo que no siempre podremos coger un modelo. Nosotros les recomendamos coger información de todos los modelos, y redactar el vuestro propio. Eso hacemos los grandes pedagogos y pedagogas.

A continuación, les dejamos algunos ejemplos de informe pedagógico.

Ejemplo de Pedagogía Millennial
Consulta aquí nuestro ejemplo de informe pedagógico.
Directivos escolares de Buenos Aires
Les dejamos el ejemplo de informe que realizan estos profesionales argentinos.
Informe pedagógico de Educar Chile
Este es otro ejemplo de informe pedagógico. En este caso es el de Educar Chile.

Como decimos, cada persona puede hacer uso de su propio modelo. Lo importante es conocer. Nuestro ejemplo esta incompleto, pero puede ser muy útil para empezar. Lo único que te recomendamos es que no tengas miedo. Hacer este tipo de informes es cuestión de practica.