¿La carrera de pedagogía es fácil o difícil? Experiencia de egresados

Pensar si la carrera de pedagogía es fácil o difícil es algo muy común en personas que van a iniciar sus estudios en el grado. También para estudiantes de bachillerato que están intentando decidirse por unas carreras universitarias o por otras.

También nos hemos encontrado con personas que se lo cuestionan cuando comienzan la carrera y ven que los contenidos son más difíciles de lo que esperaban. Sin embargo, la respuesta a esta pregunta es muy sencilla para los que algunas vez estudiamos pedagogía.

Para nosotros la carrera de pedagogía es fácil o difícil en función del deseo que tengas por estudiarla. Así de sencilla es la respuesta. Si te has matriculado en el grado en pedagogía por que no te quedaba otra opción, probablemente la carrera universitaria se te haga cuesta arriba. En cambio si te has matriculado por que amas la educación te será poco complicado.

A pesar de ello, somos conscientes de que esta respuesta en el momento actual en el que debes tomar decisiones no te agrada. Sin embargo, si acabas cursando el grado en pedagogía descubrirás por que lo decimos. Para ayudarte a tomar una decisión te mostraremos con datos si estos estudios son fáciles o difíciles.

Te explicaremos también a nuestro modo de ver y a través de nuestra experiencia cual es nuestra consideración del grado en pedagogía y el nivel de exigencia que hemos tenido para superarlo. También te explicaremos cuales son las cosas más sencillas y cuales son las más complejas.

¿La carrera de pedagogía es fácil o difícil? Respuesta con datos estadísticos

Según un estudio sacado a la luz por Europa Press, la tasa de abandono de los estudiantes universitarios españoles durante el primer año de carrera es del 21,8%. De estos abandonos, un 16,76% lo hace para no estudiar ninguna otra carrera universitaria. El estudio data del curso 2016-2017, aunque fue publicado en el año 2021. En otro estudio que data del año 2019-2020, la tasa de abandono es del 33%.

Debemos tener en cuenta que realizar un estudio a nivel nacional es muy complejo, pero hacerlo por comunidades o por universidades es muy sencillo. Tan solo debemos preguntarles a ellos por las tasas de abandonos por carreras y lo tienen contabilizado.

Haciendo un análisis, podemos decir que según los datos de abandono de la carrera de pedagogía, es más difícil que otros grados universitarios, pero no es la más complicada. Además en los últimos años la tasa de abandono ha ido disminuyendo.

Hemos estado analizando los datos que se recogen en algunas universidades en relación al abandono de la licenciatura o grado en pedagogía. Aunque nos ha resultado difícil encontrarlos, debemos hacer mención a un estudio de la Universidad de La Laguna, algo antiguo, en el que se hablaba de un 37% de abandono de los estudiantes de primer año de pedagogía.

Con datos más actuales, en la Universidad de Granada, la tasa de abandono de pedagogía se sitúa en el 5,65% para el curso 2019-2020. Es importante decir que se ha reducido a la mitad con respecto al año anterior.

Por ultimo, otra de las universidades que hemos consultado es la Universidad Complutense. En sus datos del curso 2016-2017 se desprende que el 12,17% abandona la carrera durante el primer año. Esta universidad aporta un dato más que nos indica que un 16,40% la abandona durante toda la carrera.

Respuesta a través de nuestra experiencia.

Pues bien, eso es lo que dicen las estadísticas. Sin embargo, un estudiante de pedagogía no se rige tanto por los números, a pesar de que intenten desbordarnos con ellos. Si deseas cursar pedagogía únicamente debes seguir tus emociones.

Cuando nosotros iniciamos la carrera, muchos teníamos otras ideas, unos queríamos magisterio de primaria, otros educación física y otros queríamos educación social. Tan solo uno de nosotros deseaba estudiar pedagogía como tal.

Para todos nosotros fue una carrera fácil. Sin embargo, esto no quita que hayamos pasado por momentos complicados. Asignaturas como sociología de la educación o políticas educativas se nos atravesaron.

También nos costo mucho aprobar los exámenes de las asignaturas de psicología educativa. Ese tipo de exámenes tipo test, en los que si fallabas una te restaba 0,3 de las correctas, era para nosotros una tortura.

Sin embargo, más del 70% de las asignaturas se aprobaban haciendo trabajos. No podemos negar que hacer un trabajo es más sencillo que hacer un examen. Sin embargo, los trabajos nos costaban mucho tiempo, esfuerzo e incluso dinero. Pedagogía es una carrera en la que debes aprender a trabajar en grupo, y ponerte de acuerdo con tus compañeros no siempre es fácil.

Sin embargo, como hemos dicho anteriormente, pedagogía se aprueba muy fácilmente si te gusta lo que haces. En cambio si no te gusta, la carrera será interminable. Y precisamente, lo que debemos hacer durante nuestros años en la universidad es disfrutar, y si te gusta la educación, con esta carrera gozarás.