La educación emancipadora. Explicación del concepto y ejemplos.

La educación emancipadora es otro concepto dentro de la larga lista de palabras pedagógicas. Podemos buscar por todo internet, que únicamente encontraremos sitios en los que se te habla del concepto de forma filosófica.

Cuando nosotros estudiábamos pedagogía, estábamos cansado de buscar en paginas, teóricamente pedagógicas, y encontrar filosóficas. Probablemente tu hayas llegado a esta web buscando el concepto y alejándote de todo aquello que trata de explicarte una cosa con palabras que no conoces. Nosotros, aunque a veces pecamos de escribir de forma vulgar, tratamos de mostrar al mundo lo que es la pedagogía, sin filosofar.

De esta manera, podemos decir que la educación emancipadora es aquella en la que el docente utiliza estrategias para que el alumnado sea cada vez más autónomo. Es un concepto que utilizo mucho Ferrer i Guardia.

Este autor hablaba de la pedagogía liberadora. Básicamente la educación emancipadora era lo que conducía a la liberación. Esto quiere decir, que si el alumnado era capaz de aprender por si mismo y ser critico con lo que le enseñaban, iba a conseguir la libertad.

El concepto de libertad era muy apreciado en la época de Ferrer i Guardia. Debemos pensar en la España de finales del siglo XIX. Un momento histórico en la que se sucedían los gobiernos, mayoritariamente liderados por militares, como el General Prim, Zorrilla o Estanislao Figueras (Primer presidente de la Primera Republica). Todo ello en un ambiente de poca continuidad y represiones.

La educación emancipadora. ¿A que nos referimos?

Si buscamos por internet, por toda las web pedagógicas, nos daremos cuenta que el concepto de educación emancipadora lo vinculan a la libertad. Una sociedad libre es aquella que es capaz de pensar por si misma.

En este sentido la toma de decisiones colectivas en la época de Ferrer i Guardia eran casi impensables. Por ello, en la educación era todo individualizado, donde el profesor era el que mandaba en el aula.

Cuando hablamos de educación emancipadora, estamos haciendo referencia a todo acto educativo que favorezca la toma de decisiones del alumnado. Que estas no sean impuestas ni orientadas por nadie teóricamente superior.

Ser libre a la hora de pensar, es tener garantizados nuestros derechos. Por ello, la educación emancipadora, tiene que encargarse de hacer pensar a las personas. Los primeros autores que hablaban de ella, decían que el ser humano puede dar opiniones en todos los ámbitos, incluso en el educativo.

El ser humano es único, por lo que en la educación debe tratarlo como tal. Esto no quiere decir que haya diferencias en el tratamiento, sino la aceptación de la diversidad. Por ello una educación emancipadora significa dotar a las personas de todas las capacidades para decidir.

La emancipación por lo tanto, es el estado en que la persona o grupo de personas consiguen la autonomía, y dejan de depender de otras personas. En el ámbito educativo es cuando se produce la no dependencia del profesor para aprender.

¿Qué autores hablaban de ella?

Desde que Ferrer i Guardia comenzara a hablar de educación emancipadora, otros muchos autores han ido introduciendo el concepto en su ideario pedagógico. Sin embargo, no todos lo han hecho de la misma manera que el primero.

Algunos seguían las ideas de Guardia cuando este estaba vivo, pero otros ni siquiera llegaron a coincidir en vida. Para comprender como trataba cada autor la pedagogía emancipadora, les explicaremos de que hablaba cada autor.

  • Montessori: Las escuelas Montessori no necesitan ninguna presentación. La libertad brilla por encima de todo. Los ambientes preparados para ella eran lo que hacían que los niños tuvieran motivación por aprender. En este sentido, la emancipación se produce en la libertad del niño.
  • Waldorf: Como no, uno de los máximos exponentes de la educación emancipadora es este autor. Es defensor de la escuela bajo la premisa de la libertad. El niño aprende cuando quiera. De esta manera la emancipación se produce en la libertad de decidir.
  • Paulo Freire. Para este autor la educación no cambia la sociedad por si sola, pero si que tiene un papel fundamental. La opresión no nos lleva a ningún lado, el piensa que el profesor debe favorecer la capacidad para investigar, imaginar y cuestionarse todo.
  • Bourdieu. Habla de la educación emancipadora en los mismos términos que Guardia. Piensa que una enseñanza liberadora, libre y sin superioridades, hará que el niño alcance su autonomía de una manera más veloz.
  • Illich: Habla de una educación automotivada. No debería haber sistema educativo. Para que las personas alcancen su libertad. Esto quiere decir que cada persona estudia y aprende lo que quiere. También al ritmo que desea y el momento que le apetezca.

Ejemplos de educación emancipadora.

Para saber como conseguir que la educación que impartimos sea emancipadora, tal y como nos decían los autores de los que hemos hablado les mostraremos algunos ejemplos. Sin embargo, debemos saber que son ideas antiguas. Algunas son buenas, otras están desfasadas.

Les recomendamos que vean estos ejemplos con cautela. La educación emancipadora es lo que conocemos en la actualidad como dar autonomía a los niños. La autonomía se gana con el tiempo. Es cierto que según la edad del niño debemos favorecer la autonomía de una forma más holgada que en otros momentos de la vida del pequeño.

Los ejemplos de educación emancipadora son los siguientes:

  • La escuela no debe tener horarios
  • No debe producirse una educación bancaria.
  • El profesorado y el alumnado son iguales. No hay una condición de superioridad. Es decir, en la educación no debe haber una verticalidad, sino más bien una horizontalidad de relaciones.
  • Debe haber libertad, en una clase no se pueden producir
  • El profesorado debe escuchar al alumnado, aunque sepa que esta equivocado.
  • El alumnado debe tener la libertad para hacer y hablar, etc.