Mándalas para niños. Beneficios en un mundo digitalizado

Los mándalas para niños son únicos. Cuando a los adultos nos dicen que tenemos que sentarnos a pintar un mándala nos viene a la cabeza una sensación de tranquilidad y relajación única. Sabemos para que sirven. Todos hemos pintado alguna vez un Mándala.

Esta sensación se la tenemos que ir inculcando con el paso del tiempo a los niños. Sin embargo, desde el primer mándala que les proporcionamos saldrán a la luz los innumerables beneficios que tiene para los niños a esta edad.

Como habrás visto los mándalas producen beneficios a nivel motriz, emocional y cognitivo. El niño o la niña cuando realizan estos dibujos se mantienen en un modo de atención y concentración bastante considerables. Dejando a un lado el carácter espiritual que dice que nos da equilibrio y purificación, hay que decir que la capacidad para concentrarnos viene dada de la cantidad de líneas que y formas a las que tenemos que prestar atención si le queremos dar un sentido al dibujo.

De manera inconsciente el niño al colorear un mándala expresa pensamiento, emociones y sentimientos. Por ejemplo, si el niño es una persona positiva y tiene emociones cercanas al bienestar dibujara todo con colores vivos, es decir, el azul, verde, naranja, etc. Por el contrario, si esta triste utilizará colores como el negro, azul marino, gris, es decir, colores mas apagados.

Los mándalas infantiles también hacen aflorar la creatividad y la imaginación. Cada vez se utilizan más en el aula de educación infantil y educación primaria para fomentar estas dos capacidades, que se expresan únicamente en el dibujo, sino que también en futuras creaciones.

¿Qué es un mándala para niños?

Antes de seguir, es importantes que les explique lo que es un mándala. De forma general podemos decir que un mándala es una figura circular originario de la India. Fueron creados como un símbolo religioso y espiritual del hinduismo y el budismo. Todas las fuerzas del universo para ellos pueden ser representados como un círculo. Todos los objetos para ellos son circulares y todas las fuerzas van hacia estas figuras.

Mandalas para niños 2

Si nos fijamos bien, todo mándala se configura partiendo de un centro. Todos los dibujos que después salen del mismo siguen la misma estructura hasta llegar al final. Por su puesto este centro es circular. Los mándalas nunca pueden ser cuadrados ni crear otras figuras.

En el mercado o en internet encontramos diferentes páginas que nos los proporcionan. Sin embargo, tenemos que saber diferenciar entre mándalas para adulos y mándalas para niños. Los mándalas deben ser fáciles para los niños, sobre todo para los más pequeños de la casa.

Actualmente el uso que más adeptos tiene son los mándalas para pintar, en el que dicen que sirven para reducir los niveles de estrés. Para los niños, aunque el estrés sea poco, les ayuda a desarrollar la capacidad de espera y paciencia. Además, también favorece a la constancia y la autoestima.

Por supuesto, educativamente hablando, no podemos olvidar que utilizar mándalas con niños pequeños ayuda a favorecer la motricidad fina.

Mándalas para colorear los niños

Los mándalas infantiles normalmente se pintan con las ceras, aunque algunos padres y profesores están permitiendo cada vez más pintarlos con rotuladores o con creyones. El objetivo del dibujo no cambia, salvo por la proporcionalidad que se les da a los tonos.

Lo ideal para que el niño lo pinte es que se encuentre solo, pero de no ser posible es ideal que sea en pequeño grupo para que no haya nada que le disperse. Si no queremos que pintar un mándala pierda sus beneficios tampoco tenemos que ayudarlo a terminar ni darle prisa para que lo haga.  

A parte de esta paciencia, no podemos decirle que colores utilizar, ya que queremos que desarrollo su capacidad de imaginación, no la nuestra.

Tampoco tenemos que decirle que lo pinte de fuera hacia adentro ni de adentro hacia afuera. Él es el que elige como lo quiere pintar. Al igual que hemos dicho con otros niños, tampoco debe estar viendo televisión ni escuchando música como elemento distractor para que los beneficios de esta técnica hagan su efecto.

Partiendo de la base anterior, es mejor que el niño este en su cuarto o en una sala de estar sin elementos que le distraigan que este al lado de todos sus juguetes o aparatos electrónicos. En este sentido hablamos de otro beneficio importante, los mándalas ayudan a que el niño se desenganche de las pantallas.

Finalmente es importante que para que el niño pinte el mándala tenemos que alabar su creación. Todas las personas funcionamos mejor cuando alguien no ha reconocido lo que hacemos que cuando nos machacan por ello. Por lo tanto, quede como quede, ha quedado bien, sobre todo las primeras veces.

Mándalas infantiles para imprimir

Una vez tenemos claro que son los mándalas, desde pedagogía milennial les proponemos algunas paginas web que distribuyen mándalas para niños y niñas. Estas webs son externas ya que nosotros no disponemos de mándalas, pero los llevaran a páginas que tienen mándalas infantiles para imprimir.

Esto les permitirá copiarlos e imprimirlos para que vuestros hijos puedan llevar a cabo estas creaciones. Vamos a dividir los mándalas infantiles para imprimir en dos ramas, la primera mándalas para niños de 6 a 8 años y la segunda mándalas para niños de 3 a 6 años.

Mándalas para niños de 3 a 6 años

Mándalas para niños de 6 a 8 años

Libros sobre mándalas

Les dejamos también algunos libros sobre mándalas para niños y como podemos utilizarlos. Son de la tienda online de amazon.