Pedagogía hospitalaria en España. Las aulas hospitalarias para el niño.

La Pedagogía hospitalaria en España es nueva por una parte, pero antigua por otra. Cuando hablamos de cualquier acto educativo dentro de un centro hospitalario, tenemos que hacer referencia a la pedagogía hospitalaria. Diferentes autores a lo largo de la historia han hablado de la pedagogía hospitalaria cambiando su significado durante años.

La pedagogía hospitalaria no surge como concepto en sí, sino que aparece con las primeras corrientes de la educación especial durante el siglo XIX. Al igual que ocurrió con las diferentes pedagogías de la historia, la pedagogía hospitalaria tuvo varias corrientes de pensamiento.

Los primeros médicos “pedagogos” destacados surgieron en Francia, cuna de la pedagogía hospitalaria. Diferentes pensamientos se imponían en la educación hospitalaria. Por ejemplo, Pinel, un médico de medicina general, trabajaba con personas con enfermedades mentales. El proponía atención separada entre personas con deficiencia y personas con enfermedad mental.

Se puede decir que la educación en los hospitales estaba orientada a personas con diferentes enfermedades mentales. Se trataba de incluir en el entorno hospitalario una educación especial, para alumnos que probablemente no estuvieran escolarizados en un ambiente formal. La pedagogía estaba orientada a la terapia y no a la educación tal y como la conocemos en la actualidad.

Historia de la pedagogía hospitalaria en España y el mundo.

Antes de definir lo que es la pedagogía hospitalaria, debemos hacer un repaso al concepto y como se ha tratado por las instituciones a lo largo de la historia. Para ello empezaremos hablando de las primeras aulas hospitalarias, seguiremos con los años 70 y 80 y terminaremos con la actualidad.

Las primeras aulas hospitalarias en España.

El primer hospital infantil fue creado en Francia en el año 1802 con la idea de crear un entorno de atención específico para los infantes enfermos. No es hasta el año 1876 cuando en España se crea el hospital “Niño Jesus” también para niños y niñas.

No fue hasta el siglo XX cuando comenzaron a surgir necesidades específicas. Se declara a la educación como un deber de todos los niños, y por lo tanto obligatoria.

En la década de 1970 el número de centros para tratar al niño y la niña con enfermedades, ya no solo mentales, sino de diferente índole se dispara. Se comienzan a crear aulas hospitalarias con la idea de educar al niño/a enfermo y crear talleres ocupacionales para ellos.

De esta manera ya no hablamos de pedagogía orientada a la terapia sino de una pedagogía hospitalaria más dedicada a la educación del niño/a enfermo, a mejorar la calidad de vida de este, a dar mayores esperanzas de curación, etc.

La pedagogía hospitalaria en España en los 70 y 80.

La pedagogía hospitalaria en los años 70 y 80 no solo estaba orientada a la educación formal, sino que comienza a hablarse de educación para su enfermedad. También para su higiene personal o para conocer aspectos de peligrosidad y accidentes a los que no deben dejar de prestarle atención.

Esta tenía como objetivo unir a todos los profesionales de la salud, junto con los pedagogos/as y psicólogos/as. La finalidad era conseguir que los niños obtuvieran una formación de la personalidad y la integración social. Esto suponía y mejorar fomentar las habilidades personales de los niños/as.

De esta forma, no solo se hablaba de ayudar al niño/a enfermo. Se trataba de segregar y crear espacios para alumnos con enfermedades de diverso tipo pero siempre ayudados por profesionales de diferentes ámbitos.

En los años 80 se comenzó a legislar en España el ámbito de la pedagogía hospitalaria. Para ello fue necesario que se sentaran  las bases de la nueva constitución creada tras el periodo franquista. Se aprovecho la entrada del país en la democracia y el derecho a la educación de personas con minusvalía. En ella también se habla de la atención voluntaria en domicilios.

La pedagogía hospitalaria en la actualidad

En los años 90 y la actualidad, la pedagogía hospitalaria ha estado más orientada a la educación formal del niño/a enfermo. Se debe mantener la seguridad ante su enfermedad y ayudar a que los problemas de salud no influyan en una repercusión personal y social.

La normativa más reciente en España sobre la temática abordada la encontramos en el año 1998 con el convenio de aulas hospitalarias. En este se comienzan a regular de forma oficial las labores que debe realizar la pedagogía hospitalaria dentro de los centros y fuera de ellos.

Definición de pedagogía hospitalaria.

La pedagogía hospitalaria no puede ser definida desde un punto de vista único. Se tiene que tener en cuenta al alumnado, a los padres y madres, a los profesionales y al voluntariado.

La pedagogía hospitalaria es un proceso en el que el niño enfermo recibe ayuda sobre las necesidades que detecten los padres y los profesionales. Se debe tener siempre en cuenta al propio niño hospitalizado y las diferentes fases de la enfermedad en la que este se encuentre.

La pedagogía hospitalaria tiene como objetivo principal el bienestar del hospitalizado. La educación pasa a un segundo plano si no se encuentra entre las necesidades del niño/a.

Por lo tanto, nos referiremos a la pedagogía hospitalaria como la rama de la pedagogía que se encarga de la acción educativa y dinamizadora. Es llevada a cabo en ambientes hospitalarios con niños en edad escolar. Tiene en cuenta las necesidades de estos, siendo detectadas tanto por los propios niños como por los profesionales y familiares

El trabajo en la pedagogía hospitalaria depende mucho del tipo de enfermedad que tenga el niño y de lo que sea necesario aprender para él. Por ello el proceso educativo debe ser llevado a cabo teniendo en cuenta la adecuación curricular. También el lugar de la intervención educativa o la necesidad de cercanía de los familiares.

¿Dónde se realiza la intervención pedagógica?

La intervención educativa se realiza dentro del aula hospitalaria que tienen la mayoría de los centros integrada.

También se puede dar el caso que la intervención sea individualizada dentro de la habitación del niño.

Menos habitual es que se realice en las salas comunes, pasillos, zonas de juego o incluso en los quirófanos. Todo ello para familiarizar a los alumnos con los diferentes espacios. Otros casos en los que el niño enfermo permanece en su domicilio, el educador se desplaza al mismo.

¿Cuál es la finalidad de la pedagogía hospitalaria?

La finalidad de la pedagogía hospitalaria es la de regularizar la situación, hacer lo más normal posible la vuelta a la rutina  escolar del niño. También se busca que el niño enfermo pase el proceso de su enfermedad con bienestar.

La pedagogía hospitalaria tiene la misión de unir los diferentes agentes que rodean al niño/a. Esto engloba desde la familia hasta la escuela y el grupo de compañeros/as de clase. Todo ello se hace con la finalidad de que la estancia en el hospital sea lo más normal posible.

¿Qué contenidos se deben trabajar en el aula hospitalaria?

Los contenidos de los programas educativos a los que debe hacer frente la pedagogía hospitalaria, más allá de ser completamente curriculares, deben trabajar aspectos educativos. En ellos se trabajan contenidos como las relaciones sociales y el apoyo  emocional.

También la adaptación a su enfermedad, la integración con otros compañeros, tanto del colegio como del hospital, etc. Siempre se busca que el niño/a aproveche su tiempo aprendiendo y adquiriendo conocimientos. Esto hará que su salida del hospital no resulte traumática.

Personal aulas hospitalarias

Hablar de un educador hospitalario nos lleva a realizar un ejercicio de aceptación y diversificación profesional. En este sentido según el hospital al que acudamos nos podemos encontrar con pedagogos, psicopedagogos, psicólogos, logopedas, maestros, trabajadores sociales, etc.

Los niños entran en el hospital con problemas psicosociales, educativos y conductuales. Por ello el profesional que mejor preparado esta para trabajar en las aulas hospitalarias es el psicopedagogo. Este tiene formación en psicología y en educación. En cambio para que el trabajo salga bien, es importante que haya un contacto entre todos los miembros del hospital, incluidos los/as médicos y enfermeros/as.

El psicopedagogo/a debe terminar su trabajo en el campo de la investigación. Todo lo que se hace debe ser evaluado y mejorado. La pedagogía hospitalaria en España siempre ha sido y será investigación y aplicación.

Por su parte contar con el pedagogo hospitalario no solo ayudará al niño mientras se encuentre en el hospital. También lo capacitará para continuar con su formación una vez se integre con sus compañeros en el sistema de educación formal.

Algo muy importante que debe hacer cada mañana el pedagogo/a hospitalario es realizar un censo de alumnos que podrán asistir al aula hospitalaria. También ver quieres deberán recibir asistencia en sus habitaciones, y a partir de ese momento organizar el día. A última hora de la mañana siempre se debe poner en contacto con el profesorado de los centros de procedencia de los alumnos. Esto servirá para planificar el día siguiente y el tipo de contenido que se va a tratar.

Aulas hospitalarias y su bolsa de trabajo

Cuando terminamos de leer la información sobre las aulas hospitalarias, siempre pensamos como podríamos trabajar como pedagogos hospitalarios en España. Por norma general, tenemos que decirte que hay pocas bolsas de trabajo.

Hace un tiempo salió una bolsa de trabajo en Huelva. Se trataba de realizar una presentación de solicitudes y se valoraba a la persona que podía acceder.

En general, debemos estar pendientes, aunque como decimos es muy difícil entrar a trabajar en un aula hospitalaria. Hay dos sencilla razones. La primera es que hay muy pocas plazas en las diferentes comunidades. Una vez entra una persona ya tienen que pasar más de 40 años para que se renueve la plaza.

Oposiciones pedagogía hospitalaria

Con las oposiciones ocurre lo mismo que con la bolsa de trabajo. Es muy difícil entrar a cubrir una plaza. Sin embargo, es posible que en las diferentes comunidades de España haya una plaza por oposición libre a la que te puedas presentar.

El mejor lugar para enterarte de la oposición es esta web. En el momento que salgan ellos publicarán la categoría y el momento en el que debes presentarte. Te recomendamos que hagas una búsqueda semanal.

Por norma general, las convocatorias tienen 15 días para presentar los papeles y las solicitudes. Si haces la búsqueda semanalmente no tendrás problemas ni perderás la oportunidad.

Pedagogía hospitalaria máster

Si quieres trabajar en el ámbito de la Pedagogía hospitalaria en España te recomendamos que pienses en hacer el máster. No es obligatorio, pero seguro que te da muchos puntos ante convocatorias de bolsa de empleo.

Como decimos no es obligatorio, pero si que tienes otro prestigio a la hora de opositar. Las trabajadoras y trabajadores actuales no lo tienen. Sin embargo hay varios programas de master que te pueden servir.

A pesar de ello, consideramos que el único y el mejor máster es el que se realiza en la Universidad de Barcelona. Tanto por las docentes que lo imparten como por el prestigio de la directora en cuanto al ámbito de la pedagogía hospitalaria, es el mejor.

Luego hay otros centros privados que también imparten un master parecido, pero no tienen nada que ver con el programa de la Universidad de Barcelona.