¿Por que decidí estudiar pedagogía? ¿Cómo tomar la decisión?

Muchas veces me he preguntado por que decidí estudiar pedagogía. Corría el año 2007 cuando acabe el bachillerato. Yo jamás había oído hablar de pedagogía, no sabia lo que era ni si quieras me lo había planteado.

Mi sueño desde pequeño había sido estudiar magisterio en educación física. Sin embargo, mis notas eran algo escasas por que había decidido pasarlo bien en mis últimos años de instituto. Los amigos eran lo más importante y salir con ellos se convertía en el objetivo de la tarde todos los días.

Decidí estudiar pedagogía casi de casualidad. Quizás no fui yo el que tomo la decisión. Sin embargo, no me arrepiento de que la vida me haya llevado a esa carrera. Sin la pedagogía ahora no soy nada. Comenzar y acabar la carrera fue la decisión más importante que he tomado.

En este articulo te hablaré en primera persona de como fue mi comienzo con la pedagogía. Te explicaré el motivo de por que decidí estudiar pedagogía. También mencionaré la razón por la que actualmente soy tan feliz siendo pedagogo.

¿Por que decidí estudiar pedagogía? Lo que me llevo a ello

Los últimos días de bachillerato me di cuenta que haber estado con mis amigos todos los días e ir aprobando por la mínima no me iba a ayudar. Quizás los profesores me lo fueron advirtiendo todo el año pero yo no les hice caso.

El ver la universidad como algo lejano me daba la tranquilidad de que por un método o por otro iba a terminar accediendo a la carrera que yo quería. Magisterio de educación física era un sueño que tenia desde muy pequeño. Ser profesor de educación física era algo que compartía con mi profesor de esta materia en el instituto. Durante todos los años que estuve el me decía que seria un gran maestro de educación física.

Si embargo, el mismo me advertía que con la capacidad que tenia debía estar sacando notas de sobresaliente y no de suficientes y bien. Tenia que esforzarme para poder cumplir mi sueño. Pero no lo hice y llego el momento de hacer la selectividad. Mucha información para exponer en tan poco tiempo. Por lo menos esa era mi sensación en ese momento.

Aunque mis notas mejoraron no fui capaz de llegar a obtener una buena nota que me permitiera acceder al magisterio en educación física. Fue entonces en este momento cuando apareció la pedagogía en mi vida.

Tenia dos opciones, o realizar la selectividad en otras convocatorias y perder un año o entrar en una carrera afín para luego dar el salto. Opte por esta segunda opción y con tan buena suerte que acerté. Me metí en la carrera de pedagogía para luego dar el salto a la de educación física al tercer año. Era un camino un poquito más largo pero al final conseguirá mi sueño.

Durante la carrera

A veces es difícil entrar en una carrera que no es de tu agrado. Pero este no fue nuestro caso. Tenia la esperanza de que en un par de años pudiese hacer la carrera de educación física. No fue tan desagradable escuchar a los profesores que la mayoría nos acabaríamos yendo. Al fin y al cabo estudiar pedagogía no era lo que buscábamos.

Las primeras asignaturas, en cambio, nos iban enseñando algunas lecciones. Nos abrían la mente. Esas largas tardes de charlas con los docentes eran una bendición. Hablar de pedagogía y educación con el profesorado universitario, aunque para algunos tedioso, para mi era lo mejor. Odiaba las clases magistrales, pero de las conversaciones con los docentes el mundo de la pedagogía se abría ante mi.

No sabría explicarles en que momento de la carrea mi cabeza cambio el chip, y decidió continuar hasta el final. Probablemente fue el primer año, donde ya me había olvidado por completo de educación física.

La pedagogía nos daba respuestas a todo lo que habíamos vivido años atrás. Para mi fue una gran experiencia el aprender y comprender mi vida de estudiante. En mi cabeza se iba generando una idea de cambiar el mundo a través de la educación.

Las aulas de la universidad se me hacían pequeñas y ya en el ultimo curso no pasaba por mi cabeza otra idea que no fuera la de ser pedagogo. Quería ser el mejor pedagogo de la historia y ser recordado por mis ideas innovadoras.

A pesar de ello, y tras un año vagando en busca de un puesto de trabajo al finalizar la carrera, retome mi sueño de ser maestro de educación física. Actualmente ejerzo como profesor de esta modalidad, pero no me olvido mis verdaderas raíces. Soy pedagogo.

¿Por que decidí estudiar pedagogía? Lo que actualmente soy como pedagogo

Cuando una persona acaba la carrera de pedagogía no deja de pensar en ella. Aunque finalmente trabajemos en un bar o en un supermercado, nosotros seguiremos siendo pedagogos. Yo que trabajo de profesor de educación física no dejo de pensar en la innovación pedagógica.

Soy de los pocos afortunados que ejerzo como profesor aplicando la pedagogía. Los niños y las niñas adoran las clases que imparto y puedo aportar ideas y soluciones a mis compañeros. Mi visión pedagógica de la enseñanza me hace tener una gran vitalidad.

En un mundo en el que todo el mundo cree estar en la posesión de la idea correcta y lo pedagógicamente perfecto, yo ejerzo mi profesión aplicando pedagogía. Soy capaz de equivocarme y plantarle cara a los errores.

La pedagogía me ha dado algo que no me ha dado la educación física, que es aprender a aprender. Si nosotros aprendemos de nuestros errores y aciertos la calidad de enseñanza que proporcionamos será la mejor.

Para mi hecho la carrera de pedagogía ha sido una de las mejores cosas que me han pasado nunca. Las decisiones tomadas no siempre tienen que ser razonadas ni pensadas. A veces tan solo basta con que la vida nos la ponga delante y podamos apreciar la fuerza que tienen las oportunidades.

Aprecio ser pedagogo y no me arrepentiré jamás. Ojala muchas personas tuvieran acceso a la pedagogía, ya que cambiarían la forma en la que se ve el mundo. Errores cometemos todos, pero solucionarlos podemos hacerlo.

Fermin Better