Preguntas para desarrollar el pensamiento crítico en el aula y en casa.

Si pensamos en una de las mayores dificultades que tenemos los educadores veremos que una es poder encontrar preguntas para desarrollar el pensamiento critico en el aula y en casa. Sin embargo, siempre podemos optar a algunas preguntas prediseñadas y preestablecidas que nos ayuden.

El pensamiento crítico es la capacidad que desarrolla el ser humano para pensar y realizar hipótesis sobre un hecho o un acontecimiento y analizar la situación. Con ello se consigue llevar a cabo de forma justificada la resolución del acontecimiento o problema. En el alumnado es muy importante que se enseñe y se desarrolle esta habilidad.

Para ello son muy importantes las preguntas que nosotros como docentes podamos hacerle al alumnado. Estas preguntas se realizan para fomentar el pensamiento crítico y son el puente entre el acto educativo y la conclusión de la enseñanza. Algunos ejemplos de preguntas para desarrollar el pensamiento crítico son:

¿Qué piensas sobre esto?
¿Puedes explicarlo mejor?
¿Qué opinas?
¿Estás seguro de tu respuesta?
¿Qué te ha parecido?
¿Cómo crees que podemos cambiar esto?
¿Cómo definirías esta situación?
¿Tienes alguna dudas sobre esto?
¿Puedes desarrollarlo más?
¿Qué crees que es lo correcto?

Esto son solo algunas de las preguntas que le podemos hacer al alumnado o a nuestros hijos para fomentar el pensamiento crítico. Es importante que sepas que al principio el alumnado se quedará en blanco. No sabrá que responder y en ocasiones hablará cosas que no tendrán nada que ver.

Con el tiempo y desarrollando las actividades adecuadas, el alumnado o nuestros hijos nos irán dando respuestas más ajustadas. Por esta razón, el trabajo en el desarrollo del pensamiento crítico no es algo que se consiga de la noche a la mañana. Pero si es un trabajo que tiene una recompensa bastante grande.

Ejemplos de preguntas para desarrollar el pensamiento crítico

Es importante que sepamos que para mejorar el pensamiento crítico del alumnado debemos realizar actividades especificas. No vale mandar a los niños y niñas a escribir un dictado o hacer una redacción copiada. Como docentes y padres tenemos que hacer actividades practicas, que ayuden al alumnado a pensar.

Podemos hacer actividades en pequeño y gran grupo, también podemos ofrecerle ejercicios de investigación, en los que tengan que buscar ellos la información. Por otro lado, se puede ofrecer a los niños y niñas materiales audiovisuales en los que después se les pregunte o se les haga reflexionar.

Estas actividades serán el puente de unión entre la situación de aprendizaje y el pensamiento crítico. De esta manera, a parte de las que mencionamos anteriormente, otros ejemplos de preguntas para fomentar el pensamiento crítico son las siguientes:

  • ¿Cómo sabes esto?
  • ¿Qué hubieras echo si en vez de esto hubiera pasado lo otro?
  • ¿Puedes desarrollar esto un poco más?
  • ¿Qué ideas tienes sobre esto?
  • ¿Cómo lo harías tu si estuvieras en esta situación?
  • ¿Qué prefieres esto o lo otro?
  • ¿Crees que eso esta bien o esta mal?
  • ¿Estas seguro de la información que has obtenido?
  • ¿Podrías encontrar más información sobre esto?
  • ¿En que se diferencia esto de lo otro?
  • ¿Qué crees que es más importante esto o lo otro?
  • ¿Cómo mejorarías la información?

Estos son solo algunos de los ejemplos de preguntas que puedes realizar. Te recomendamos que apliques el pensamiento crítico con el alumnado y verás todos los beneficios que tiene. Definitivamente, es una decisión que te ayudará en todas las actividades que lleves a cabo con tu hijo o alumnado. Tener personas que piensen por si mismos en el aula es una de las cosas más importantes que podrás regalarles como profesor o como padre.