Buen estudiante

Cómo ser un buen estudiante

¿Cómo ser un buen estudiante? Seguro que esta es una de las preguntas que más de la mitad de la población nos hemos cuestionado alguna vez. Junto a esta pregunta nos surgen otras dudas como las de ¿Qué puedo hacer yo para ser mejor estudiante? ¿Por qué suspendo si estudio?

No te vamos a decir que sean preguntas que tienen una respuesta fácil. No lo es. Cada persona tiene sus circunstancias, y el sistema educativo actual hace que todas salgan a la luz. Si te has planteado alguna vez que el colegio o el instituto no es para ti, solo te podemos decir que estás en lo cierto.

Sin embargo, como consejo fundamental por nuestra parte, es importantísimo que no lo dejes. Sacar unos estudios conlleva un esfuerzo grandísimo, quizás más grande de lo que nos imaginamos cuando vemos a otros compañeros y compañeras. Ellos aprueban con mucha facilidad, aprenden y parece que lo entienden todo.

En cambio, nosotros siempre estamos esforzándonos y no conseguimos nada. Peor aún, no podemos esforzarnos porque no tenemos fuerza de voluntad para sentarnos a estudiar algo que no nos va a servir para nada. No te preocupes, nos pasa a muchos.

Pero no lo dejes, aunque suspendas tres, cuatro o cinco veces. Nuestro sistema a parte de ser estructurado, también nos permite otras salidas… Por ejemplo, el bachillerato, solo podemos repetir en tres ocasiones, pero podemos ir a un instituto para personas adultas y tener oportunidades ilimitadas.

No dejes los estudios porque acabarás en un puesto de trabajo malo y arrepintiéndote toda la vida de que podrías haber intentado un poco más. Que tener estudios tampoco te lo asegura, es cierto, pero te hace aumentar las posibilidades.

Apartados de la publicación
  1. El colegio o instituto son muy duros para un mal estudiante e idílicos para un buen estudiante
  2. El tubo de selección
  3. Consejos para ser un buen estudiante
  4. Cómo ser mejor estudiante
  5. Características de un buen estudiante
  6. Estrategias para ser mejor estudiante
  7. Decálogo del buen estudiante y alumno

El colegio o instituto son muy duros para un mal estudiante e idílicos para un buen estudiante

Por experiencia propia, te digo que sí, que lo son, y la universidad también si no eliges bien. Llegado a este punto, te habrás dado cuenta de que no te voy a decir que eres un buen estudiante. Eres un mal estudiante como lo fui yo. Pero por experiencia, te animo a que seas persistente.

El sistema educativo actual es muy malo. Nos obligan a estudiar determinadas cosas que sentimos que no nos van a servir para nada. Y es cierto, una vez salgas del instituto, no lo volverás a ver nunca más. Con los años, se te preguntará y no sabrás qué es. Un ejemplo claro aquí.

Pero a nosotros no nos tiene que importar eso y tenemos que sacarlo como sea. En mi caso, estuve toda la secundaria aprobando por poco. Es verdad que me pasaba todo el tiempo jugando a la play. Quizás si hubiese estudiado, si hubiese llevado alguna vez la tarea...

El bachillerato lo mismo, suspendí los tres años que permitían y finalmente aprobé la selectividad. Un muy mal estudiante. Veía como todos mis compañeros aprobaban con facilidad. El colegio y el instituto para mí fueron un calvario. Sin embargo, llegó la universidad, y aprobé todo con buenísimas notas, casi un 9 de media. Hice un máster, hice un doctorado. Me convertí en pedagogo. El sistema educativo no pudo conmigo.

El tubo de selección

Los pedagogos y pedagogas, sabemos que existe un tubo imaginario, llamado “tubo de selección”. No lo encontrarás en ninguna parte, solamente existe. Esta teoría dice, que todas las personas empezamos a subir una escalera.

Antes de empezar a subir, estamos todos los ciudadanos. La primaria es obligatoria… En el segundo escalón nos encontramos con la secundaria… es obligatoria, pero en el salto de primaria a secundaria ya caen algunas personas por diversas circunstancias.

Donde más bajas se producen es en el paso de secundaria al bachillerato, aquí cerca de la mitad de las personas caen por el tubo. Mucha gente que piensa que ya no vale para esto y abandona aquí. Otros se van a ciclos medios, donde la escalera abre dos caminos diferentes. Los que continúan en bachillerato y en ciclos de grado medio, al terminar, suben otro escalón. Los de grado medio pueden abandonar sus estudios para trabajar, o irse a un grado superior. Los de bachillerato se van a la universidad. Sin embargo, el tubo recoge a muchísima gente en este nivel.

Ya la escalera, dividida en dos, podemos ver por un lado a los universitarios y por el otro a los de formación profesional superior... Mucha de esta gente abandonará antes de terminar y caerá por el tubo. Los que terminan en la formación profesional dejarán de estudiar o irán a la universidad bajando un escalón. Al terminar la carrera universitaria, se irán a trabajar, cayendo por el tubo o se harán un máster. Los que acaben el máster les pasará lo mismo: salida al mercado laboral o subir el último escalón, el doctorado. Esta escalera siempre estará en subida, pero no quiere decir que cuanto más subamos, más difícil será seguir subiendo. Al contrario, yo pienso que al estar arriba es más fácil.

Consejos para ser un buen estudiante

El primer consejo que yo doy, y que es el más importante para mí, es que no te dejes tragar por el tubo que anteriormente mencionamos. Sé persistente, no te dejes llevar por personas que te dirán: "tú no sirves para estudiar". Es cierto, igual no sirves, pero no te puedes dejar hacer eso. Todos podemos sacar una carrera universitaria, lo único que quizás no interese.

Para nosotros, un buen estudiante es aquel que persiste y consigue aquello que quiere. A lo largo de nuestra vida académica, hemos conocido a muchas personas que eran muy buenos en la educación obligatoria, porque eran muy disciplinados y los contenidos se adaptaban a ellos y ellas. Sin embargo, cuando llegaban a la universidad, por una mala elección o porque sus expectativas eran muy elevadas, acabaron cayendo por el tubo sin ni siquiera acabar el primer año de carrera.

Si quieres ser entrenador deportivo, acaba la secundaria, acaba el bachillerato y entra, porque si entras en la universidad no será tan difícil porque es lo que quieres hacer. La motivación es el arma más importante que tenemos para ser un buen estudiante.

Las actitudes de un buen estudiante tienen que ver con la motivación. Si encaramos las cosas con motivación, vamos a sacar mejores notas. A mí me pasaba que cuando en una asignatura empezaba a sacar buenas notas, me motivaba más y seguía con ese ritmo de aprobados.

El consejo es persistencia. Suspenderás 10 veces, pero acabarás aprobando, acabarás motivándote y sacando buenas notas. Con la experiencia personal y como pedagogo, no dejes tus estudios porque al final, si quieres ser bombero, tendrás que volver a estudiar, si quieres entrar en el ayuntamiento, lo mismo.

Cómo ser mejor estudiante

Ser un buen estudiante requiere de esfuerzo, dedicación y perseverancia. Es importante que planifiques tu tiempo para poder dedicar el tiempo necesario a estudiar y realizar las tareas. Crea un horario y establece prioridades.

Busca un lugar tranquilo y cómodo para estudiar y evitar distracciones. Asegúrate de tener todo lo que necesitas, como material de estudio y un buen ambiente de iluminación. Toma notas en clase, participa en las discusiones y haz preguntas para asegurarte de entender los temas y conceptos.

No te limites a leer y subrayar los apuntes. Trata de entender el material, haz resúmenes, esquemas y repasa regularmente. Si tienes dificultades con un tema en particular, busca ayuda de tus profesores o de un compañero que pueda ayudarte.

Una buena salud física y mental te ayudará a estar más concentrado y enfocado en tus estudios. No te rindas ante las dificultades y mantén una actitud positiva. Celebra tus logros y aprende de tus errores.

Recuerda que cada persona tiene sus propias necesidades y formas de aprender. Encuentra lo que funciona mejor para ti y sigue trabajando para ser un mejor estudiante, esto es lo único que te puedo recomendar si quieres mejorar como estudiante.

Características de un buen estudiante

Tal y como hemos venido diciendo, las características de un buen estudiante son las de ser muy aplicado. Para nosotros, en cambio, son las de ser muy persistentes. Es verdad que hay gente que estudia mucho y muy bien. Que saca unas grandes notas. No es nuestro caso. Nuestra misión es sobrevivir en un ambiente hostil con nosotros.

El sistema educativo no está de nuestro lado. Quizás si hubiéramos nacido dentro de 30 años, hubiéramos sido los mejores, porque se estarían aplicando nuevas tecnologías que nos permitieran motivarnos, que es la principal la motivación.

Para nosotros, la principal característica de un buen estudiante es estar motivado. Llevar un 10 en nuestra espalda nos hace intentar mantenerlo. Nos alegra y queremos seguir con ello. Llevar un 2, un 3, un 4,5… hace que llegue el próximo examen y pensemos… Voy a suspender de nuevo, mejor aprovecho la tarde y me echo una partida de la Nintendo Switch.

Esto pasa en todos los niveles, ser un buen estudiante de bachillerato, ser buen estudiante universitario, ser un buen estudiante de secundaria, etc. En todos los niveles si no tenemos una buena motivación por estudiar, estamos perdidos.

Esto nos lleva a pensar cuáles son los hábitos de un buen estudiante. Es mundialmente cierto que tenemos que estudiar. Pero la manera de estudiar de cada persona cambia. Unos necesitan leerlo una y otra vez, otros necesitan escribirlo. Otros, como es mi caso, necesitan hacerlo en ordenador y generar diferentes animaciones con los contenidos... Tardo más, sí, pero al final se consigue aprender...

Estrategias para ser mejor estudiante

El decálogo del buen estudiante incluye el estudio como hemos dicho. No vamos a aprobar nada, nunca en la vida, si no nos ponemos a estudiar. Sentarnos es importante, podemos hacerlo una hora y luego ir a jugar, como hacía yo, 10 minutos y luego volver al estudio.

Toda estrategia tiene que conllevar una motivación detrás. Hay personas a las que les sirve la comida, por ejemplo, me aprendo un tema y me mando una onza de chocolate. No es lo más adecuado para controlar el peso, pero puede ser útil.

En definitiva, nuestra recomendación es que lleves a cabo las estrategias que mejor te funcionen y te motiven a estudiar. No te vamos a indicar ninguna, porque son personales, eso hay que tenerlo claro.

A mí, por ejemplo, me funciona crear PowerPoint, hacer animaciones con las palabras clave, ver películas, sobre todo para historia, era una de mis estrategias favoritas, es lógico que en matemáticas no hay películas sobre logaritmos, por ejemplo. En geografía me motivaba mucho utilizar el Google Maps para aprenderme los ríos o las montañas. Verlas era para mí muy importante.

Estrategias, por lo tanto, hay muchas. Si somos un poco imaginativos, nos daremos cuenta y descubriremos cuáles son las mejores para nosotros y nosotras. Pero lo más importante es motivarnos y no rendirnos jamás.

Decálogo del buen estudiante y alumno

Aquí te presento un decálogo que puede ayudarte a ser un buen alumno:

  1. Asiste a clase regularmente: Es importante asistir a clase con regularidad para no perderte información y estar al día con las tareas y actividades.
  2. Presta atención en clase: Presta atención a lo que el profesor dice y participa en las discusiones para asegurarte de entender los temas y conceptos.
  3. Haz preguntas: Si tienes dudas, no dudes en preguntarle al profesor o a tus compañeros para aclarar tus dudas.
  4. Realiza las tareas y actividades: Dedica el tiempo necesario para hacer las tareas y actividades de manera adecuada y en tiempo y forma.
  5. Organiza tu tiempo: Crea un horario para estudiar, realizar las tareas y actividades, y dedicar tiempo a tus actividades personales.
  6. Estudia de manera activa: Estudia de manera activa, es decir, intenta comprender el material y no solo memorizarlo.
  7. Busca ayuda cuando la necesites: Si tienes dificultades con un tema en particular, busca ayuda de tus profesores o de un compañero que pueda ayudarte.
  8. Sé responsable: Sé responsable de tus acciones, tareas y actividades. Cumple con tus responsabilidades y compromisos.
  9. Cuida tu salud: Mantén una buena salud física y mental, haz ejercicio, come saludable y descansa adecuadamente.
  10. Mantén una actitud positiva: Mantén una actitud positiva, celebra tus logros y aprende de tus errores. No te rindas ante las dificultades y sigue trabajando para mejorar.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo ser un buen estudiante puedes visitar la sección de Educación formal.

Subir