La enseñanza virtual y su uso pasado y actual en España.

La enseñanza virtual es una de los temas pendientes en España y probablemente en el resto de países Latinoamericanos. Si algo nos ha dejado ver claramente el confinamiento y la necesidad de dar las clases desde casa es la brecha digital entre docentes, alumnos y centros educativos.

Con este articulo pretendemos hacer una valoración de como esta en la actualidad y que concepción tenemos desde la pedagogía. Es importante que la cambiemos para poder tener una perspectiva moderna de lo que es la educación y la pedagogía millennial.

Los primeros pensadores de la educación virtual.

Para comprender la enseñanza virtual, me apoyaré en las diferentes personas que han hecho sus aportaciones y reflexiones a lo largo de la historia. No tenemos que olvidar que en España y Latinoamerica somos pioneros en la teleformación, aunque nos hemos quedado atrás con el paso de los años.

Educación virtual 3

Uno de los primeros que hablo de este termino fue Cirigliano en el año 1983. Nos explicaba que era un proceso continuo en el que había una relación presencial entre el alumno y el profesor. El alumno posteriormente llevaba a cabo un aprendizaje “autodidacta”. Era una concepción algo alejada de lo que es ahora. Pero hay que pensar un poco, en los años 80 no habían los adelantos que hay ahora. Esto les hacia por pensar que el alumno no necesitaba ayuda del profesor para seguir aprendiendo.

La enseñanza virtual era  el proceso educativo en el que tanto profesores como alumnos se encontraban en diferentes lugares. No había en un aula física como tradicionalmente conocemos. Este proceso no era controlado por el docente de forma presencial, sino que guiaba el aprendizaje del alumno en tiempo y espacio. Para ello utilizaba diferente diversos medios de comunicación.

Esta visión cambio poco a poco. A finales de los 90 la educación virtual eran aquellos procedimientos en los que el objetivo principal era enseñar a través de medios impresos, electrónicos y de comunicación. Esto se realizaba a personas que participaban en un sistema de educación formal, manteniendo una interacción con el profesorado en lugares y horarios diferentes. Se hacia a través de la correspondencia o ordenadores, donde ya empezaban a aparecer estas posibilidades.




La enseñanza virtual en el siglo XXI

A comienzos de siglo XXI la enseñanza virtual se ve como una forma de educación a distancia surgida con el desarrollo de las TIC. Se basa en el aprovechamiento de los recursos formativos y herramientas de comunicación que se encuentran en la red. Este tipo de enseñanza combina instrucción presencial, practicas, contacto en tiempo real y contacto en diferentes horarios. Por lo tanto hablar de enseñanza virtual es hablar de un proceso “Just in time”, educación donde y cuando se quiera.

Por lo tanto, nos quedamos con que la enseñanza virtual es un proceso de enseñanza no presencial o semi-presencial. Se apoya en una plataforma de aprendizaje donde se pueden encontrar diferentes recursos didácticos. También hay herramientas para el trabajo colaborativo, sistemas de comunicación entre alumnado y profesorado, espacios para el feed-back, etc. En el tanto alumno como profesor pueden realizar su trabajo en el lugar, horario y contexto que deseen y les sea posible.

Enseñanza virtual 2

De esta manera hemos visto como a lo largo de la historia se ha tenido diferentes concepciones de la educación virtual. Desde una visión de enseñanza en la que la no presencialidad era lo más importante, donde alumnos y profesor no se veían. Esta era más característica de los años 80. Otra definición en la que se comienza a hablar de un proceso de enseñanza a través de medios electrónicos, pensando sobretodo en la televisión y la radio en los años 90. Por ultimo una concepción más inspirada en el aprovechamiento de los recursos de Internet más cercana y moderna a lo que conocemos en la actualidad por educación virtual.

Características de la enseñanza virtual

Las características de la enseñanza virtual según un autor que nos gusta mucho, apellidado Vega, cuya obra data del año 2009, son las siguientes:

  1. El estudiante es el que marca el ritmo de aprendizaje.
  2. Abre la puerta a la utilización de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información.
  3. La multimedialidad que genera permite al alumno utilizar diferentes medios para obtener la información.
  4. El aprendizaje del alumno no es tan marcado, es más flexible.
  5. Permite tanto el aprendizaje colaborativo como el aprendizaje individualizado, mejor se adapte a las necesidades del alumnado y profesorado.
  6. El acceso a los materiales y recursos es más sencillo.
  7. Ahorra costes de desplazamientos y materiales
  8. Permite la retroalimentación profesor-alumno
  9. Ayuda a la formación informática, etc.

¿Que pasa con la educación virtual en la actualidad?

Se puede decir que en la actualidad se están produciendo infinidad de procesos educativos en los diferentes niveles del sistema educativo formal. Pero también en muchos sectores de la docencia informal y no formal. En la educación formal hasta el confinamiento de 2020, se estaba haciendo sobretodo en la Universidad. La enseñanza virtual no había llegado a institutos ni colegios. En la educación no formal con la participación de cursos on line o cursos interactivos por cd, como por ejemplo los de idioma o informática.

Como decimos en España el uso que se le da la enseñanza virtual era mayor en el ámbito universitario. Generalmente se ha utilizado como herramienta de apoyo a la docencia presencial o se combinan ambos sistemas, siendo así una enseñanza semi-presencial. En España hay universidades que se dedican a impartir enseñanzas oficiales de forma totalmente virtual, como por ejemplo la UNED y la UOC. También otras universidades ofertan estudios virtuales de Master o de postgrado.

En este sentido podemos ver que la educación virtual varía en España según las comunidades autónomas. Datos del INE del año 2011, mostraban que la comunidad que más alumnos usaba el ordenador para el aprendizaje virtual era Canarias. 16,9 de cada 100 habitantes utilizaba esta herramienta para su educación, seguida muy de cerca por Madrid, donde 16,1 eran los estudiantes que aprendían de manera virtual. Estos datos no los podemos comparar con los actuales, ya que hace años que no se actualiza esta estadística. Lo que nos ofrecen es la estadística de uso de ordenador de menores de 10 a 15 años.

No disponemos de datos de Sur América para poder comprobar el uso que se hace de la enseñanza virtual. Sin embargo somos conscientes que actualmente tenemos un uso más frecuentado, sobre todo en la universidad.

Perspectivas futuras de la enseñanza virtual

Tenemos claro que es necesario un cambio. No puede ser que algunos colegios tengan capacidad para dar la totalidad de clases virtuales y otros ni un día a la semana. No podemos poner como escusa la brecha digital.

Actualmente hemos visto como muchos profesores de secundaria y de primaria se han adaptado. Todavía queda por adaptar la educación infantil y la educación especial. Sin embargo vamos dando pasitos.

Consideramos que tenemos que caminar hacia una enseñanza semipresencial en todos los niveles, sobretodo de secundaria hacia arriba. Hay que acostumbrar a la comunidad educativa a lo que ha ocurrido durante la crisis de 2020 podría volver a ocurrir. Los daños pueden ser inmensos si durante la tregua que nos dio el virus no formamos a los docentes y al alumnado para que sean capaces de llevar a cabo la enseñanza y el aprendizaje virtual.

La enseñanza virtual puede ser un arma fundamental para que el alumnado gane en motivación y exista una conciliación familiar optima. Quien no tenga formación es necesario que la pida. No podemos dejar a una generación con dificultades de aprendizaje debido a que no reciben nada de formación. Recibir fichas por parte del profesorado no es formarse, no se alcanzan los objetivos de esta forma. Los niños y niñas necesitan de sus docentes.

Sin embargo las perspectivas son buenas. Gran parte del profesorado se ha podido adaptar. Han podido dar sus clases de forma virtual para ayudar a su alumnado a evolucionar. La educación virtual no sustituye a la presencial, pero si es importante.