Mi hijo alinea sus juguetes. Ejemplos y teorías para analizar.

Mi hijo alinea sus juguetes y yo como padre o madre me preocupo. Es probablemente una de las cuestiones con las que tenemos que lidiar día a día en colegios y gabinetes privados. En este artículo trataremos de darte tranquilidad o mostrarte por que debes preocuparte.

Lo primero que pensamos cuando apreciamos que el niño o la niña alinea sus juguetes es en el TEA. Nuestro pensamiento negativista y el miedo por este trastorno cada vez más común y que afecta a muchas familias a nuestro alrededor hace que salten todas las alarmas.

Sin embargo, desde pedagogía millennial queremos mostrarte cuales son los síntomas en los que debes fijarte antes de pensar en el TEA. Por norma general, no es lo primero que debemos plantearnos.

¿Por que mi hijo alinea sus juguetes?

Hay una serie de causas por las que mi hijo alinea sus juguetes. La mayoría son completamente normales. En los primeros años de vida, el niño o la niña comienza a desarrollar su inteligencia lógico-matemática.



Los niños y las niñas sobre los dos o tres años empiezan a acomodar los objetos y los discriminan normalmente por tamaños, por peso o por colores. La alineación probablemente se deba a que esta discriminando.

Bruner es uno de los pedagogos que hablo de la capacidad que tienen los niños para alinear objetos. En torno a los 2 o 3 años inician esta practica que consiste en alinear objetos en línea recta. Lo hacen para identificar y discriminar los objetos.

Sin embargo, te puedes plantear que tu hijo alinea sus juguetes sin seguir una lógica. Tranquilos, la lógica la tiene, lo único que nosotros como adultos no sabemos cual es. Debemos ser consientes que un niño o niña tiene otras ideas diferentes a las nuestras, por lo que pueden alinear sus juguetes por preferencias, por ver como quedan en el espacio, por seguir una fila como hacen en el colegio, etc. No debe seguir una lógica, solo la que ellos pretenden darle.

Antes de que la explosión del autismo saltase a nuestras vidas, se pensaba que un niño que alineaba juguetes iba a ser un gran estudiante de matemáticas. Para nosotros no es ni una cosa ni la otra. El niño que esta alineando juguetes esta explorando, en principio.

Por lo tanto, te recomendamos antes de pensar si tu niño o niña tiene autismo cuando alinea los objetos que te pares a pensar si estamos hablando del proceso de discriminación y desarrollo de su inteligencia lógico-matemática.

Señales a observar cuando el niño ordena los objetos.

Si hemos observado su comportamiento y aún continuamos con dudas nuestra recomendación es que acudáis a un profesional especialista como un psicomotricista relacional o un terapeuta ocupacional previo paso por el pediatra.



Pero antes de esto debemos estar totalmente seguros del paso que vamos a dar como padre y madre. Como hemos dicho anteriormente cuando vemos que mi hijo alinea sus juguetes no debemos preocuparnos si lo vemos en esta fase del desarrollo tal y como nos explica Bruner en su teoría del desarrollo cognitivo. Salvo que veamos otras señales debemos permanecer en calma y ver como el niño o niña evoluciona.

Otras señales que debemos observar en su comportamiento a la hora de alinear objetos es si lo hace de forma obsesiva. Si vemos que lo hace con sus juguetes, con las cucharas, con la comida o con todo aquello que tiene a mano, debemos en este caso pensar en el profesional.

En cuanto a la alineación de objetos, debemos tener en cuenta que suele producirse entre los 2 años y los 6 años. Si después de este periodo continúan los alineamientos puede ser un signo de alarma.

Otras señales que debemos observar son las más comunes del TEA. Hablamos de puntilleo, que el niño o niña no mira a la cara, no hace caso de su nombre, no se interesa por otros niños y niñas, tiene intereses obsesivos, ha tenido retrocesos en su evolución. También debemos estar pendientes a si el niño o niña tiene un retraso en el lenguaje, no reconoce a las figuras de referencia, no señala después de los 2 años. Todo ello son señales del TEA, que debemos plantearnos junto con otras antes de pensar en este trastorno.