Potenciales evocados auditivos. ¿Por qué le hacen a mi hijo la prueba?

Potenciales evocados auditivos es una prueba a los niños y niñas en los que se detecta un desarrollo fuera de la normalidad del lenguaje y de la comprensión. En la mayoría de los casos se realiza para descartar más que para diagnosticar.

A pesar de ello, debemos saber que no estamos hablando de una prueba auditiva en si, pero que si arroja unos resultados que nos llevan a concluir en torno al sistema nervioso y la audición. Para los pedagogos nos es interesante la prueba para saber como trabajar con los niños y niñas que presenten dificultad. Una de las intervenciones que más se recomiendan con estos niños y niñas es la psicomotricidad y la logopedia.

Se ha demostrado que esta es una de las pruebas más importantes para descartar dificultades en los niños y niñas. En este articulo se hablará de los posibles resultados que da la prueba, de la edad de realización y se explicará como es el estudio al que van a someter a tu hijo o hija.

¿Qué es el estudio de potenciales evocados auditivos?

El estudio de los potenciales evocados auditivos es una prueba de carácter cualitativo y cuantitativo que muestra posibles dificultades en el desarrollo del habla y de la audición. Se mide a través del encefalograma.

Con el estudio se consigue ver si hay alguna lesión y el grado que tiene la misma. También permite observar si hay una perdida auditiva y si esta es progresiva o no.

Para ello el profesional que realiza el estudio conecta unos aparatos llamados auriculares de inserción en la cabeza de tu hijo o hija. Son muy parecidos a los que se utilizan cuando se realiza un electro cardiograma. Se colocarán dos auriculares de inserción, uno en la frente y otro cercano al oído.

Una vez este todo preparado, el profesional conectará los cables y comenzará la prueba. Es todo muy tranquilo para el bebé. Pulsando uno de los botones del generador de estímulos, le enviarán unos electrodos que producirán un estimulo que recorre toda la vía auditiva. Este recorrido de principio a fin no llega ni a 1 segundo.

Es importante que sepas que si tu niño es muy nervioso, probablemente tengan que sedarlo, ya que la prueba necesita de total tranquilidad. El profesional programará el numero de clic a realizar y la intensidad, dependiendo de los resultados que se pretendan alcanzar.

La prueba se realiza rápidamente y el niño o la niña prácticamente no nota nada.

¿Qué se pretende estudiar?

Como hemos dicho, se realiza para hacer diferentes comprobaciones. En primer lugar, se observa si hay alguna lesión en el sistema nervioso. En segundo lugar, se busca alguna lesión en alguna de las partes del oído.

Los potenciales evocados auditivos de tallo craneal se utilizan para ver si hay también dificultades para que se produzca una perdida de audición. Descubre el grado de lesión y si esta irá aumentando con el tiempo.

También se utiliza para analizar el estado de los implantes cloqueares. Es una prueba que las personas sordas están acostumbradas, ya que se realiza a todos aquellos que tengan un implante. De esta manera, los profesionales deben tener mucho cuidado ya que a ellos si les puede producir dolor en el oído.

¿A que edad se realiza el estudio?

Según el centro auditivo de Valencia, esta prueba se puede realizar desde que son los niños y las niñas muy pequeñitos, incluso con meses.

Sin embargo, es más probable que le realicen los potenciales evocados auditivos a niños de 2 años aproximadamente cuando todavía no hayan empezado a hablar. Tambien cuando emiten pocos sonidos.

Según datos del INE, en España hay unas 4500 personas en un rango de edad de 0 a 10 años que tienen dificultades para oír. Esto quiere decir que unos 450 niños al nacer aproximadamente van a tener al año discapacidad auditiva.

De ellos la mayoría pueden oír sin dificultad, y tan solo un pequeño porcentaje no escucha nada. Por esa razon debemos acudir a la cita con cierta tranquilidad, pero siendo conscientes de que puede producirse alguna dificultad.

Interpretación de potenciales evocados auditivos

Una vez haya finalizado la prueba, es necesario que sepamos interpretar los resultados. Por lo general el profesional que realiza la prueba nos dará un papel con una serie de números que nosotros no entenderemos.

Sin proporcionar datos médicos, lo cual no somos, ya que somos pedagogos, les vamos a poner unos valores que pueden ser considerados dentro de la normalidad. Tambien les indicaremos aquellos que no estan dentro de la normalidad, es decir, que son anormales.

Potenciales evocados auditivos de estado estable

Tal y como podemos ver en la web sciencedirect, los valores normales en niños oscilan en la onda 1 sobre los 2,25 ms. Esto quiere decir que el niño o la niña ha sido capaz de responder a estas vibraciones.

En la onda 3, los valores que estan en la normalidad oscilan en torno a los 4 ms. Finalmente en la onda 5, tienen un valor aproximado de 1,75 ms.

A pesar de lo que escribimos aquí, esto es solo unas aproximaciones que deben ser contrastadas con el medico o doctora.

Seguramente te comentara que aunque este dentro de los valores normales el niño o la niña no puede dejar de ser vigilado. Esto, aunque da tranquilidad no quiere decir que en análisis posteriores no salgan resultados anormales.

Potenciales evocados auditivos resultados anormales

En cuanto a los posibles resultados negativos se apreciarán en las ondas del diagnostico topográfico. En este sentido se pueden apreciar valores alterados y representar hipoacusia en cualquiera de los dos oídos.

Las anomalías se aprecian cuando un sonido expuesto y los electrodos representan a través de los decibelios lesiones en alguna parte del oido. Tambien se pueden apreciar en alguna parte del sistema nervioso.

Todo ello puede dificultar la aparición del lenguaje y la falta de respuesta del niño ante los estímulos que nosotros le demos. Por ello es recomendable que le comentemos todos los comportamientos extraños al servicio de pediatría al que acudamos.

Al contrario que los resultados positivos, cuando la prueba nos da un resultado negativo, es dificil que cambie a valores positivos. Esta prueba nos indica si hay alguna dificultad, y por lo tanto los resultados son estables.