Centros ciudadanos y educación no formal. Fomentando la actividad

Centros ciudadanos y educación no formal son dos conceptos que muchas veces van y son unidos. Ambos conviven en un mismo espacio. Los primeros no funcionan si no se le ofrece al ciudadano un aspecto para desarrollarse. Y la segunda necesita de los centros ciudadanos como centro en donde expandirse.

En la última década los centros ciudadanos se están convirtiendo lugares de unión entre personas. En un principio podíamos hablar de centros que congregaban a personas que acudían a jugar y a relacionarse. Pero con el paso de los años su evolución y las necesidades de la ciudadanía han hecho que se conviertan en espacios de aprendizaje.

Dichas actividades son de diversa índole. Desde principios de siglo XXI se ha incrementado la demanda en herramientas como las nuevas tecnologías, informática o el uso del Smartphone. En los años 90 por ejemplo, tenia importancia lo relativo a las manualidades. Actualmente nos encontramos en un punto donde todas las actividades tienen una gran demanda.

¿Qué son los centros ciudadanos?

Los centros ciudadanos, centros culturales o centros cívicos son entidades socioculturales de carácter municipal. Son dirigidas por los ayuntamientos y personal contratado por el mismo o por subcontratas obtenidas por licitación.

Según el municipio se les denomina de una forma u otra. En lugares como Barcelona, Zaragoza o Córdoba se les denomina Centros Cívicos. Otros lugares como Madrid, Valencia o Santa Cruz de Tenerife lo denominan como Centros Culturales.

En San Cristóbal de La Laguna los llamamos Centros Ciudadanos. Desde la aprobación del reglamento de participación ciudadana en el año 1993, las asociaciones vecinales se pueden constituir en entidades ciudadanas. El Ayuntamiento de La Laguna les proporciona un espacio para el desarrollo de sus actividades como asociación. Este espacio se conoce como centro ciudadano.

Otro lugar donde tiene esta denominación es en Málaga. Sin embargo, tengan el nombre que se les dé, todos tienen la misma finalidad.

Por lo tanto, podemos decir que los centros ciudadanos son espacios polivalentes a disposición de las entidades y asociaciones de vecinos. En ellas se pueden realizar reuniones, actividades, formaciones o eventos.

Están a disposición de entidades sin animo de lucro que imparten sus formaciones gratuitas o financiadas por instituciones públicas. También se puede desarrollar actividades personales gratuitas.

Así, también se pueden desarrollar en los centros ciudadanos diferentes charlas, promociones o mesas redondas para debatir sobre diversos temas. Por último, pero no lo menos importante, es proporcionar a los ciudadanos un espacio diversión y esparcimiento social.

En definitiva, los centros ciudadanos son espacios para las personas, para la comunidad más próxima y para las entidades sin ánimo de lucro. Espacios donde desarrollarse y donde relacionarse con el otro.

¿Qué es un centro de atención al ciudadano?

Un centro de atención al ciudadano es una entidad proporcionada por los ayuntamientos para atender a todas las demandas de las personas del municipio. Estas demandas se presentan a través de estancias, que pueden ser dirigidas a alcandía o cualquiera de las concejalías del ayuntamiento.

Los ayuntamientos suelen tener una oficina en el que se atiende las peticiones de los ciudadanos antes de ser trasladadas. En este sentido, muchas personas suelen pasar por estos centros antes de solicitar los cursos o los espacios de los centros ciudadanos, aunque normalmente con acudir al centro en cuestión se tramita la solicitud.

Los centros de atención al ciudadano son fundamentales en la participación de estos en los municipios. Normalmente son ellos los que muestran el descontento de la ciudadanía ante las decisiones del consistorio.

¿Qué es la educación no formal?

La educación no formal es aquella actividad educativa que este fuera de lo que conocemos por educación formal. Por lo tanto, para saber que es, primero tenemos que saber que es la educación formal.

En este sentido, podemos decir que la educación formal engloba todas las acciones formativas que van desde la educación infantil hasta la educación universidad. Todas estas acciones formativas tienen un currículo oficial desarrollado por las comunidades autónomas o por las instituciones publicas como el estado.

De esta manera, podemos decir que la educación no formal abarca todo lo que la educación formal no llega. Es decir, todas aquellas acciones formativas alejadas del currículo. Estas acciones pueden tener un certificado o no.

No debemos confundir la educación no formal con la educación informal. La educación informal se produce por aprendizajes espontáneos y sin buscarlos, por ejemplo, el aprender a hablar o aprender un camino por que pasamos todos los días por el mismo sitio.

Por lo tanto, decimos que la formación que se imparte en los centros ciudadanos es no formal, por que tiene una estructura. Por ejemplo, el profesor de gimnasia que viene a dar clase a un centro ciudadano primero conoce a su alumnado y luego desarrolla actividades pensadas en ellos y ellas.

Otro ejemplo, la profesora de informática, cuando llega el primer día observa que el alumnado tiene unas características especiales, y por lo tan trata de adaptarse a ellos. Desarrolla un plan para que puedan aprender informática en base a sus necesidades a sus conocimientos actuales. Esto es educación no formal.

Actividades en centros ciudadanos y educación no formal.

Para hablar de las actividades que se desarrollan en la educación no formal tendríamos que escribir muchísimo. Vamos a centrarnos en aquellas actividades de educación no formal que se puedan trabajar en centros ciudadanos.

Somos conscientes que hay cursos por muchos lugares, como los de mediación familiar, monitor de comedor escolar o monitor de ocio y tiempo libre que son importantes dentro de la educación no formal. Sin embargo, nosotros nos vamos a centrar en aquellas actividades que se trabajan dentro de los centros ciudadanos tal y como hemos dicho.

Tal y como tenemos en nuestra sección de recursos para educación no formal, hay infinidad de actividades para realizar en centros. Como hemos dicho podemos ver desde actividades de manualidades como cerámica, pintura, papiroflexia, dibujos, etc.

También hay otras formaciones más orientadas al baile. En este sentido podemos ver que en los centros ciudadanos se imparten danzas, bollywood, biodanza, sevillanas, etc. Todas ellas pensadas para que las personas aprendan a bailar diferentes ritmos. En este sentido hay una actividad que nos encanta, y que puede ayudar a las personas en determinados momentos de su vida. La musicoterapia.

Luego hay actividades orientadas a la cocina, por ejemplo, con cocina sana, cocina de postres o cocina de líquidos. Otras orientadas a la infancia como las de juegos y psicomotricidad. También orientadas a los mayores, como las de alfabetización o aprender a leer.

Por otro lado, hay actividades de concienciación como las de debate o de reciclaje. También de psicología, como las de risoterapia o autoestima. Otras de representación como el teatro o incluso de nuevas tecnologías como las de smartphone o informática.

Hay muchísimas actividades de infinidad de temáticas. Lo único que tenéis que hacer es informarse en los centros ciudadanos y siempre hay una actividad para cada persona que le interese.

Papel de los centros ciudadanos y educación no formal.

Como hemos venido diciendo, los centros ciudadanos cumplen un papel fundamental en la educación no formal. Como bien hemos explicado son centros en los que se facilita el acceso a la formación de las personas de la comunidad.

Son un punto de unión entre lo que los ciudadanos necesitan para formarse y lo que los municipios pueden darles. En este sentido se les proporciona una formación acorde a sus necesidades para el momento vital en el que se encuentran.

Los centros ciudadanos se encargan de promocionar las formaciones que ofertan para así llegar al sector de la población que lo necesita. Centros ciudadanos y educación no formal son un binomio que no se puede separar.

Un ejemplo de talleres lo podemos encontrar en el municipio de San Cristóbal de La Laguna. Ellos cada cierto tiempo sacan una serie de talleres municipales, aunque llevan desde el año 2019 sin sacarlos. En ellos se les daba la posibilidad a los ciudadanos de elegir los talleres por su zona.

Otro ejemplo de talleres municipales lo tenemos en Málaga. Hasta hace poco se desarrollaba en los centros ciudadanos, aunque con la pandemia se han llevado a cabo online. Su eslogan es Málaga más cerca, aula de formación ciudadana. Tienen infinidad de talleres y aunque son de pago, están muy bien organizados.